La coalición liderada por EE.UU. ataca posiciones del Ejército sirio

Según las informaciones, los ataques ocurrieron cerca del T2, una instalación de energía ubicada cerca de la frontera con Irak.
Imagen referencial

Aviones de combate de la coalición liderada por Estados Unidos atacaron dos posiciones del Ejército sirio en el desierto oriental de Siria, informó este jueves la agencia Reuters citando un servicio de información militar dirigido por el grupo libanés Hezbolá.

Según las informaciones, los ataques ocurrieron cerca del T2, una instalación de energía ubicada a unos 100 kilómetros al oeste del río Éufrates, cerca de la frontera con Irak.

La agencia nacional siria SANA confirmó el ataque en la provincia de Deir ez Zor. “Varias de nuestras posiciones militares entre Abu Kamal y Hmeyma fueron atacadas por un avión de la coalición liderada por EE.UU.”, publicó SANA citando una fuente militar.

El ataque tuvo lugar la noche del miércoles al jueves. Según SANA, los aviones de la coalición provocaron daños materiales limitados. De momento se desconoce si el bombardeo causó víctimas. Se informa de que los ataques fueron coordinados con militantes antigubernamentales.

Por su parte, un representante del Pentágono comentó a la agencia TASS que no tenía ningún dato que pudiera confirmar las informaciones de que la aviación de la coalición internacional bombardeó este jueves las posiciones del Ejército sirio en la provincia de Deir ez Zor.

Las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias, respaldadas por EE.UU., han estado avanzando rápidamente hacia la orilla este del río Éufrates. La semana pasada, anunciaron haber tomado el control de una antigua base del Estado Islámico en la zona cercana a la frontera con Irak, acercándose así al territorio controlado por el Gobierno sirio.

No es la primera vez que la coalición ataca posiciones gubernamentales sirias. Después de un supuesto ataque con armas químicas en la ciudad de Duma, EE.UU., el Reino Unido y Francia atacaron el país árabe con misiles sin esperar los resultados de la investigación de la OPAQ sobre el incidente.

El pasado 29 de abril, Siria sufrió “una nueva agresión con misiles hostiles” que tuvo como objetivo posiciones militares en las provincias de Hama y Alepo. No está claro qué país estuvo detrás de ese ataque. Por su parte, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos afirmó contemplar la posibilidad de que Israel fuera responsable de esas acciones.

Fuente: RT

Loading...