El sexo es bueno para la salud: beneficios de tener relaciones

Ya habrás notado que el sexo no sólo es muy placentero. También hace maravillas en el campo psicológico: el sexo es bueno para la salud en todos los ámbitos, además de levantar el ánimo. Además de ser beneficioso  tiene otro tipo de efectos, por eso te animamos a no dejar de leer otro post sobre las 6 curiosidades del sexo por las que dar las gracias.
Imagen referencial

Pero, ¿sabías que el sexo puede ser beneficioso para tu salud y la de él de una forma en la que no habíais caído?  De acuerdo con expertos en el tema, durante el acto sexual nuestros cuerpos producen y se ven sometidos a una verdadera riada de hormonas (además de otros cambios biológicos que tienen lugar) capaces de  reducir el dolor, rebajar el riesgo de cáncer, incrementar los niveles de autodefensa del cuerpo, es decir su capacidad de inmunizarse e incluso de  paliar los síntomas post-menopáusicos en la mujer. ¡Seguro que no imaginabas que cuidar de tu salud podía ser tan atractivo y ameno!  Sobre todo jugando con lubricantes naturales como Provirilia, del que te hablamos más adelante.

1. Reduce el dolor crónico

¡La próxima vez  que tengas dolor de cabeza, di “sí” a una propuesta picante!

pareja en la cama con dolor de cabeza

La estimulación del clítoris y de las paredes vaginales estimula a su vez  la liberación de endorfinas, cortico-esteroides y otros antídotos naturales para el dolor. Practicar el sexo puede reducir el dolor de cabeza o el dolor muscular. Según Barry Komisaruk, docente de psicología de la Universidad Rutgers  y co-autor de La ciencia del orgasmo, los efectos positivos del sexo en éstos casos se comienzan a notar incluso antes de llegar al orgasmo y pueden después durar hasta 2 días, En sus investigaciones, descubrió que las mujeres podían resistir presiones muy dolorosas sobre sus dedos mientras eran estimuladas con juguetes sexuales y que durante el orgasmo, el grado de resistencia al dolor se doblaba. Según Komisaruk, una estimulación de la parte frontal de la vagina, que es donde algunas mujeres encuentran su punto G, no sólo incrementa la resistencia al dolor, sino que también se sube en un 50% el umbral del nivel a partir del cual se siente y percibe un dolor.

2. Disminuye el riesgo de cáncer de mama

Durante le estimulación-excitación y el orgasmo aumentan tus niveles de las llamadas “hormonas de la felicidad”.

cancer de mama

Dos de estas hormonas – la oxitocina y la DHEA- pueden ayudarte a mantener alejado el cáncer. Un estudio mostró que las mujeres que mantienen relaciones sexuales más de una vez al mes tienen un riesgo menor de desarrollar cáncer de mama que aquellas que son sexualmente menos activas. Asimismo, investigadores griegos se encontraron con que los hombres que a partir de los 50 alcanzaban al menos 7 orgasmos estaban expuestos a un riesgo significativamente menor de desarrollar cáncer de mama masculino.

3. Hace trabajar tu corazón

Los cardiólogos clasifican al acto sexual como un ejercicio de intensidad suave a moderada que favorece a la salud cardiológica, lo mismo que correr a un ritmo suave o la macha de fondo.

sexo bueno para el corazon

Cuanto más vigoroso el ejercicio, mayores beneficios para el corazón. El nivel de  intensidad que alcances también juega su papel: estar bastante fuerte y alcanzar ritmos altos requiere su esfuerzo físico y eso es especialmente bueno para el corazón. El orgasmo aporta un extra: durante el mismo, el corazón puede llegar a  los 100 latidos por minuto, el mismo ritmo cardíaco que se alcanza cuando se practica marcha rápida o jogging.

4. Protege la próstata

Los religiosos católicos  tienen un riesgo más elevado de padecer cáncer de próstata. Muchos especialistas achacan éste factor de riesgo incrementado al celibato.

Según un estudio realizado en 2003 en hombres australianos de mediana edad demostró una vez más que el sexo es bueno para la salud alegando aquellos que eyaculaban al menos 4 veces a la semana, el riesgo de desarrollar cáncer prostático disminuía en un 33%. “Se puede comparar a una limpieza de tuberías, que reduce el peligro de atasco” opina Irwin Goldstein,  director de la sección de medicina sexual del Hospital Alvarado en los EE.UU. No obstante, Goldstein indica también que si bien éstos resultados son claros y explícitos no lo son las razones por las que ocurren, por lo que reclama seguir investigando este punto.

5. Disminuye el estrés

¿Qué se te echa encima una importante presentación en la empresa? ¿Por qué no pruebas con pasar un rato en la cama  antes del momento X?

el sexo reduce el estres

Otro estudio, éste realizado en el 2005, puso de relieve que aquellos hombres y mujeres que habían tenido sexo en las dos semanas anteriores a un evento o un día muy estresante les resultó mucho más fácil desenvolverse en público o realizar algún ejercicio verbal complicado. Durante una presentación, su ritmo cardíaco sistólico (la primera cifra en las lecturas de la presión sanguínea) aumentó a un ritmo menor y luego descendió de nuevo a niveles normales a mayor velocidad que en aquellas personas que no habían mantenido relaciones sexuales o algún otra forma de sexo en ese período previo al da o momento X, lo que incluye el sexo sin llegar a la penetración o la masturbación. Una teoría sobre el porqué de esto se basa en que el acto sexual requiere una actividad cerebral mayor y más compleja. Otra dice que el sexo estimula una serie  de importantes nervios que permanecen inactivos fuera de la actividad sexual.

6. Refuerza tu sistema inmunológico

Según un dicho, las manzanas mantienen alejado al médico. Bueno, pues no sólo las manzanas lo hacen.

Un trabajo de investigación de la Universidad Wilkes mostró que aquellos estudiantes que tenían sexo al menos una o dos veces a la semana tenían un nivel de anticuerpos (encargados de combatir las infecciones) superior en un 30% al nivel de los estudiantes abstinentes o castos. Un estudio alemán del 2004 llegó al mismo resultado: los análisis de sangre realizados a estos hombres mostraban que la excitación y el orgasmo incrementaba la cantidad de ciertas células blancas anti-patógenas. Este efecto del sexo es similar al de otras actividades anti-estrés, tales como el ejercicio físico o relajarse escuchando música, que también estimulan la la producción natural de determinadas proteínas que defienden nuestro cuerpo de las infecciones.

7. Mantiene la salud de cuerpo de cintura para abajo

Una vida sexual sana puede prevenir la sequedad vaginal – y el dolor que conlleva.

el sexo es bueno para la salud

Finalmente, un estudio llevado a cabo en el estado de Nueva Jersey encontró en aquellas mujeres que habían pasado la menopausia y que habían practicado el sexo al menos 10 veces al año una evidencia menor de atrofia vaginal que  aquellas que habían tenido una menor actividad sexual, según Sandra Leiblum, una terapeuta sexual de NY que ayudó en la realización del mismo. La fase de excitación canaliza sangre hacia la vagina, sangre que a su vez aporta nutrientes y oxígeno. Mantener la actividad de ésta parte del cuerpo ayuda a prevenir que su tejido cutáneo se vuelva más fino y menos elástico según avance la edad y por lo tanto, ayuda también a que el acto sexual siga siendo muy placentero, intenso pero cómodo y confirma una vez más que el sexo es bueno para la salud general de nuestro organismo.

Fuente: masquesalud.com

Loading...