Periodistas y diputados fueron agredidos por efectivos de la GNB

Loading...

Minutos antes de las 10:00 de la mañana, hora pautada para la sesión ordinaria en la plenaria del Hemiciclo del Palacio Federal Legislativo, los trabajadores de los medios de comunicación estaban represados, por sexta vez desde el pasado mes, en el lado Este de la sede del Poder Legislativo.

Por gestiones de algunos empleados, informaron en el interior del Parlamento que la Guardia Nacional Bolivariana impedía el acceso a los periodistas y equipos de comunicación social tanto nacionales como internacionales.

Al lugar se presentaron los diputados Juan Requesens, Carlos Paparoni, Winston Flores y Juan Andrés Mejía, quienes comenzaron a mediar para lograr el ingreso de los trabajadores de los medios de comunicación. La situación era tensa. Los uniformados con equipos antimotines argumentaban recibir órdenes superiores que tenían que cumplir, mientras que los parlamentarios les hacían ver el error que cometían por violar la Constitución y las leyes.

Llegó un momento en que parecía que todo estaba resuelto, los militares se replegaron, pero por breves momentos, ya que el coronel Bladimir Lugo Armas ordenó no dejar ingresar a ningún periodista al Parlamento.

De las palabras entre parlamentarios y militares se pasó a un forcejeo físico, donde en ese momento resultaron agredidos los diputados Juan Requesens, Carlos Paparoni, Winston Flores y Juan Andrés Mejía.

El presidente de la Comisión Permanente de Medios de Comunicación de la Asamblea Nacional, diputado Jony Rahal (Unidad-Nueva Esparta), relató posteriormente que los uniformados se replegaron al principio “porque sabían el error que estaban cometiendo, impidiendo el ingreso de un grupo de trabajadores de los medios”, pero luego actuaron agresivamente tras las órdenes del coronel Lugo, comandante del Destacamento de la GNB del Palacio Federal Legislativo”.

Rahal anunció que conjuntamente con la Comisión Permanente de Política Interior, documentarán lo ocurrido este martes a fin de llevarlo a instancias internacionales, y le advirtió al coronel Lugo que más pronto que tarde “responderá por los delitos cometidos”.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional, diputado Omar Barboza (Unidad-Zulia), respaldó la iniciativa del legislador Rahal y que “se tiene el deber de racimar y protestar por estos atropellos para que se retome la vigencia de la democracia en Venezuela, lo que es nuestra misión y propósito”.

Por su parte, el legislador Juan Andrés Mejía (Unidad-Miranda) relató que “fuimos agredidos los diputados, por ello no funcionó la mediación que se hizo con anterioridad para negociar este ingreso y la situación empeora cada vez más, lo que nos obligó a tratar de hacer cumplir la Constitución”.

Al lugar de los hechos también se presentó el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, periodista Marco Ruiz, quien junto a una comisión de representantes de los medios trató de entregar un comunicado al Destacamento de la GNB, documento donde solicitaba permitir realizar el trabajo de informar al pueblo lo que se decide en el Parlamento venezolano.

“Alegaron que por razones políticas no recibirían la comunicación y nos sacaron de la sede bajo amenazas, argumentando que estábamos grabando”, relató el dirigente gremial, quien reiteró que los militares decían que sen trataba de un problema político. Ruiz les indicó que “los trabajadores de los medios no son actores de esta diatriba, sino trabajadores cumpliendo su función de informar”.

OTRO LESIONADO

Otro de los lesionados, el diputado y profesional de la medicina Winston Flores (Unidad-Vargas), relató que fue golpeado contundentemente en la cara y de forma traicionera por “el propio Lugo, por el hecho de buscar el ingreso de los medios al recinto parlamentario”. Dijo que “esta actuación dista mucho de la que señala el lema de este cuerpo, ‘el honor es su divisa'”.
Flores indicó que no es la primera vez que los agreden, “pero seguiremos exigiendo el ingreso de los medios de comunicación al Palacio Legislativo”.

REPORTEROS LESIONADOS

La periodista Gabriela Gómez del portal informativo “El Estímulo” resultó golpeada, mientras que José Rivas, camarógrafo de Venevisión, sufrió traumatismo en un costado y pómulo izquierdo. Rivas acusó al coronel Bladimir Lugo, quien le quitó la cámara y la lanzó contra el piso, destruyendo la herramienta de trabajo del camarógrafo.

Cabe recordar que desde el pasado 17 de abril del presente año, cuando se aprobó mayoritariamente en el Parlamento el antejuicio a Maduro Moros, la GNB se ha dado a la tarea de impedir que los reporteros ingresen a las sesiones de la Asamblea Nacional.

Mientras los efectivos de la GNB están ocupados en golpear a diputados y trabajadores de los medios, en las cercanías, un grupo de personas afectas al Gobierno se reían y vociferan improperios tanto a los parlamentarios como a los periodistas.

EFRÉN PÉREZ HERNÁNDEZ | elsiglo-Caracas
fotos | JOE HEREDIA

Loading...