Exigen justicia por muerte de un hombre en estación del Metro de Caracas

Anny Ortuño pidió que se haga justicia en la muerte de su hermano José Rafael Núñez Ortuño, de 29 años de edad, quien murió de una golpiza que le dieron el sábado 21 de abril en la mañana. Ortuño lo vio aún con vida ese día a las 8:30 am en el área destinada a la atención de personas con algún problema de salud en la estación Chacaíto del Metro de Caracas, donde luego murió como consecuencia de los golpes que le dieron.
Anny Ortuño, familiar de la víctima

El hombre estaba agonizando cuando ella llegó al sitio una vez que su hermano la llamó. Estaba custodiado por cuatro funcionarios de la PNB que no le prestaron ayuda ni facilitaron su traslado a un centro asistencial, explicó.

Agregó que Núñez Ortuño y su esposa pasaron la noche en un hotel, y al día siguiente llegaron a la estación Chacaíto donde sostuvieron una discusión y pelearon. Relató que al llegar al lugar vio a su hermano mojado; tenía hematomas en la frente, los brazos y piernas, y además tenía fractura del pie derecho. “Estaba golpeado, no se podía mover. Estaba maltratado”, explicó. Agregó que pedía ayuda y que llamaba a su madre.

Cuando Ortuño habló con los funcionarios, le manifestaron que no le prestarían ayuda al paciente y le sugirieron a ella que llamara a la familia para que lo auxiliara y lo sacara de allí. Cuando el padre de Núñez Ortuño llegó ya su hijo había muerto, pero antes los PNB habían sacado del sitio a Anny Ortuño.

Otro familiar de la víctima indicó que tienen conocimiento de que cámaras de seguridad del Metro grabaron cuando a Núñez Ortuño lo esposaron y lo llevaron al área donde murió.

La hermana del hombre indicó que no saben quién lo golpeó y que por ese motivo quieren que se haga una investigación, con el fin de que se haga justicia. La averiguación del caso está en manos de la Fiscalía 125º del Ministerio Público.

La autopsia reveló que la muerte se debió a un edema cerebral severo cuya causa se determinará con exámenes toxicológicos e histológicos; no obstante, Ortuño hizo otra denuncia y mostró las pruebas de lo que manifestó. En la morgue de Bello Monte a su hermano le practicaron la autopsia y no le suturaron los cortes, por lo que el cadáver fue entregado a sus familiares con la exposición de vísceras.

Anny Ortuño llegó ayer al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses para solicitar una entrevista con alguno de los directivos de esa dependencia, a objeto de que le expliquen por qué el cuerpo fue entregado en esas condiciones. Inicialmente ella pensaba que a su hermano no le habían practicado la experticia médico-legal.

Otro pariente de Núñez Ortuño explicó que si en la morgue faltaba algún implemento para suturas, lo lógico era que lo notificaran a los familiares para que estos consiguieran lo necesario para el caso. “Hubiésemos reunido dinero entre todos y lo hubiésemos comprado”, dijo.    

Fuente: El Nacional

elsiglo elsiglocomve elsiglotv

Loading...