A balazos ultimaron a joven en el barrio Las Tablitas

Sujetos aún por identificar sus características físicas, durante la noche del sábado ultimaron a balazos a un joven que respondía al nombre de Wendys Giovanni Díaz Morloy, de 21 años de edad, de oficio recogedor de plástico y sin hijos.

El suceso ocurrió entre las 8:30 y 9:00 de la noche diagonal a su residencia, situada en la calle Pedro Olivo cruce con la Pedro Ramón Aponte del sector Jesús Hernández del barrio Las Tablitas, parroquia Magdaleno del municipio Ezequiel Zamora del estado Aragua.

Deisy Díaz Morloy, hermana de la víctima, manifestó, de una manera muy educada a los reporteros, que ella se encontraba en la parte interna de la vivienda marcada con el número 06-3, haciendo algunos oficios del hogar y atendiendo al resto de la familia.

“No sé si mi hermano salió en la noche del sábado a hacer alguna diligencia o regresaba a la residencia, cuando escuché muchos tiros que se oían de la calle, diagonal a mi casa”, dijo.

“Cuando la situación se calmó, mis seres queridos y yo salimos del hogar para cerciorarnos que había sucedido, y nos encontramos con una ingrata noticia que en el pavimento yacía el cuerpo de mi hermano sobre un charco de sangre”, comentó.

“Le observamos heridas de proyectiles en las extremidades superiores y a nivel del cuello, específicamente. Le metieron muchos disparos que le causaron la muerte casi de manera inmediata”, adicionó la denunciante que mostró su temple de fortaleza, aunque por momentos le brotaban sus lágrimas.

Afirmó que “mi hermano era un muchacho sumamente tranquilo, no recibió amenazas de muerte ni mucho menos tenía mala conducta, así como tampoco líos con la justicia”.
“Era muy servicial”, expresó la doliente, quien agregó además que “nosotros, seguidamente, llamamos a la gente del Cicpc para ponerle del conocimiento de la causa, pero nadie nos atendió”.

Mientras que en la Policía nos indicaban lo siguiente: “Ya van las comisiones del Cicpc, y mientras esperábamos pacientemente, nosotros, incluyendo a toda mi familia, le oramos al muerto”.

– Y para colmo de males se produjo un apagón que se prolongó por varias horas ytuvimos que prender un mechurrio. Así pasamos toda la noche del sábado y la madrugada del domingo.

Añadió que a primera hora de la mañana se presentó una comisión policial, tomó los datos de la víctima y la dirección de habitación, retirándose luego sin decir nada nuevo. “No sabemos quién o quiénes fueron los responsables del homicidio”.

Vale indicar que el caso quedó en manos de los investigadores de homicidios, adscritos a la Base de Villa de Cura. Se espera que en las próximas horas se tenga alguna información adicional que pueda identificar a los autores materiales del crimen.

Los restos de Wendys Díaz fueron trasladados hasta la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley.

Por otro lado, se indicó que el móvil del crimen podría orientarse a un acto de venganza, confusión o cualquier otra conjetura. No obstante, no hay nada claro. Los dolientes fueron notificados por el Cicpc para que rindan informaciones en la Base de Homicidios.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...