Asesinaron a padre e hijo por trescientos mil bolívares

Loading...
Por resistirse al robo de trescientos mil bolívares en efectivo, padre e hijo fueron asesinados la noche del viernes en el interior de su residencia, ubicada en la calle principal del barrio La Marcelota, parroquia Pedro Arévalo Aponte del municipio Santiago Mariño.

De acuerdo a la información de los familiares, el doble homicidio se escenificó a las 9:00 de la noche en el momento que algunos miembros de la familia se disponían a acostarse a dormir, otros veían televisión y el resto echaban cuentos sobre sus ocurrencias del día, cuando de pronto fueron sorprendidos por extraños visitantes.

Uno de los maleantes sometió a Henry Antonio Luna Moreno, de 43 años de edad y al parecer, se resistió a la acción irregular de los tipos, quienes, actuando a sangre fría, le efectuaron al menos seis disparos en distintas partes del cuerpo hasta causarle la muerte de manera inmediata.

Su cuerpo quedó tendido sobre un charco de sangre, y precisamente en la zona donde ejercía la función de soldador, pues ese era su oficio para ganar dinero de una manera honradamente y de esa manera mantener a sus nueve hijos y su esposa, identificada como Virginia Fernández.


En tono bajo y con el rostro marcado por el dolor, expresó lo siguiente: “Mi esposo se comía un mango, mientras descansaba del ajetreo que tuvo ese viernes y luego darse un baño para irse a dormir, cuando lo mataron a tiros”.

“Y mi hijo veía televisión en mi cuarto cuando ingresó un desconocido con una pistola e inmediatamente me apartó hacia un lado, metiéndole al muchacho 8 disparos en distintas partes del cuerpo, el cual quedó boca abajo sobre mi cama”, dijo.

– De una manera sanguinaria, los delincuentes actuaron con alevosía y premeditación y no les importó la presencia de menores de edad. “Desconocemos a esos individuos que le quitaron la vida a mis seres queridos”.

 

Antes de huir del escenario, los sospechosos se llevaron 300 mil bolívares en efectivo y como madre presumo que el móvil es el robo. “Mi esposo no tenía problemas con nadie ni mucho menos líos con la justicia”.

– Darwin Antonio Fernández, de 23 años de edad, mi hijo, cursaba el cuarto año a través de la modalidad de parasistema, no procreó hijos ni mucho menos había conformado un hogar, expresó la denunciante.

Los cuerpos fueron levantados de los respectivos sitios después de la 1:00 de la madrugada de ayer, cuando presentaron las comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y de la Policía de Aragua, quienes se abocaron a las averiguaciones de rigor para dar con el paradero de los autores materiales del doble homicidio que conmovió a la tranquila comunidad de La Marcelota.

Por su parte, vecinos informaron que ellos no lograron ver los rostros de los delincuentes y se presume que no son de la zona, sino de otros sectores de la parroquia Pedro Arévalo Aponte.

Por lo tanto, el caso quedó en manos de los funcionarios de la Base de Homicidios de San Pablo en Turmero. Los expertos no descartan ninguna de las hipótesis planteadas y los cadáveres fueron trasladados a la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley.

LUIS ANTONIO QUINTERO | | elsiglo
fotos | Rafael Salguero

Loading...