Ultimaron a dos hombres en Tamborito de Cagua

En dos escenarios distintos, una peligrosa organización delictiva, vinculada en varios hechos de sangre en la localidad de Cagua del municipio Sucre, así como también incursa en robos y hurtos de vehículos, secuestro, extorsión, azotes de barrios y un sinfín de delitos, es mencionada como la autora material de un doble homicidio ocurrido en esa zona.
Los investigadores de Homicidios se dirigieron a la vivienda, dando inicio a las averiguaciones de rigor

De acuerdo a las fuentes policiales, el grupo hamponil es conocido en algunas barriadas del municipio con el remoquete de “El Arigüelo”, y actúa implacablemente contra sus enemigos.

Según las sospechas, la organización delictiva tomó de rehén a una persona y en contra de su voluntad se la llevaron a un sitio desconocido durante la noche del lunes pasado.

Horas más tarde, aproximadamente a las 7:00 de la mañana del martes, Día Internacional del Trabajador, obreros de una hacienda conocida como “La Toreña”, en Tamborito, localizaron el cuerpo de una persona presentando múltiples disparos en distintas partes del cuerpo.

Eduardo José Olivares Quijada, muerto

Luego de la inspección ocular y verificación de documentos, se permitió identificar a la víctima como Johanny José Leonett Hernández, de 19 años de edad, quien reside en la calle Zaraza de la referida comunidad.

Yolimar Leonett, madre del joven, comentó, entre llanto y tristeza, que su hijo hacía dos meses unos desconocidos le efectuaron un disparo con una escopeta a la altura de la pierna derecha y a raíz de ese evento, se encontraba aún convaleciente.

(Lea también: Sujetos le dispararon a hombre en El Indio)

“Desconozco quién o quiénes fueron los homicidas de mi hijo, y las razones de ese hecho de sangre. Él no tenía problemas con nadie ni mucho menos líos con la justicia, tampoco recibió amenazas de muerte”, dijo.

Adicionó la declarante que el caso está muy sospechoso y corresponde a los investigadores de homicidios identificar a los sujetos que le quitaron la vida a su hijo, quien era el mayor de tres hermanos.

CONMOCIÓN EN TAMBORITO

Horas más tarde, se informó a los reporteros que esa misma pandilla de antisociales, al parecer, acabó con la vida de un comerciante que trabajaba en La Hoyada, en Caracas.

Amigos y familiares manifestaron a los reporteros que Eduardo José Olivares Quijada, de 22 años de edad, estaba durmiendo tranquilamente a eso de la 1:00 de la madrugada de ayer en la residencia número 2-16, en la calle Camejo del barrio Tamborito.

Compartía su recámara junto a su mujer que está a punto de tener a su primer hijo y de pronto, un grupo comando, integrado por unos seis malvivientes con los rostros cubiertos con capuchas, derribó la puerta del inmueble a patadas.

Gritando consignas e improperios, cuatro de los malvivientes ingresaron a la habitación, mientras que el resto aguardó en las afueras de la vivienda para alertar a sus compinches de la posible actuación de los funcionarios de la Policía de Aragua.

En medio de la situación de violencia, el cuñado de la víctima apartó hacia un lado a su hermana embarazada y se ocultó en otro sitio, esperando el peor de los desenlaces sangrientos. Los delincuentes tomaron al joven y en presencia de sus seres queridos le cayeron a golpes y patadas.

Seguidamente le efectuaron múltiples disparos en la cabeza y el cuerpo quedó tendido sobre la cama. Poco después se retiraron del sitio dejando una estela de llanto y dolor entre los familiares de Olivares Quijada.

La compañera sentimental informó que su esposo trabajaba en Caracas, específicamente en La Hoyada y los fines de semana retornaba a la casa a visitarla. “Todo fue muy rápido y no sé quiénes fueron los autores materiales de semejante hecho”, añadió.

LOS IDENTIFICÓ INTELIGENCIA

Por otro lado, se informó que a través de investigaciones que adelanta la División de Inteligencia y Estrategias Preventivas de la Policía Municipal de Aragua, se logró identificar al grupo, conocido como “El Arigüelo”, integrado por “Chucho Causa R”, “El Wilson”, “El Richita” y el cabecilla.

Según las pesquisas, ese bando asesinó a disparos al oficial jefe de la Policía de Aragua José Flores, hace unos meses atrás, y también ejecutó a tiros a Jovanny José Leonett Hernández, de 19 años, hecho ocurrido en “La Toreña” entre la noche del lunes o la madrugada del martes. Además, aparece mencionado en el crimen del comerciante caraqueño. Se trata de una organización hamponil, vinculada en una serie de delitos y reconocida como unos azotes de barrios. Actúan implacablemente contra sus víctimas.

“Los funcionarios les vienen pisando los talones” y en las próximas horas tendrán información sobre su arresto, con la intención de colocarlos en manos de la justicia para que rindan cuentas sobre sus actuaciones irregulares.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

elsiglocomve elsiglotv

Loading...