En histórica reunión Kim Jong-un y Moon Jae-in acordaron firmar la paz

Los ojos del mundo están puestos en la península. Hoy, a 68 del comienzo de la guerra y luego de varias pruebas balísticas realizadas por Corea del Norte y que pusieron a varios países en alerta, el líder de Pyongyang, Kim Jong-un , y el presidente de Corea del Sur , Moon Jae-in , se reunieron por primera vez, tras el último cónclave entre mandatarios que había tenido lugar en 2007.

(Lea también: OEA debatirá sobre la crisis humanitaria en Venezuela el próximo lunes)

Kim viajó al Sur para encontrarse con su par en un avance hacia las negociaciones de paz, luego de haber pronunciado un mensaje conciliador a principios de año, que abrió las puertas a las conversaciones y que también consiguió que Donald Trump , presidente de Estados Unidos , aceptara reunirse con su par norcoreano tras una escalada de tensión entre ambos que incluyó amenazas e insultos.

Tras un simbólico apretón de manos, una foto para enmarcar frente a la línea de divide ambos país y luego de cada mandatario pusiera un pie en el país vecino, Kim y Moon charlaron sobre varios y temas y dieron a conocer una declaración conjunta.

Estos son los puntos que acordaron en esta primera reunión:

  • Detener las hostilidades por “tierra, mar y aire” que puedan causar tensiones y enfrentamientos militares
  • Deshacerse de las armas nucleares en la península
  • Suspender la propaganda que ambas naciones emiten a través de altavoces colocados en la frontera, la más militarizada del mundo, y desmantelar los equipos de sonido
  • Dejar de lanzar panfletos propagandísticos a través de la frontera
  • Evitar los frecuentes enfrentamientos en torno a su frontera marítima occidental designando esa área como “zona de paz” y garantizando el trabajo seguro de los pescadores de ambos países
  • Mantener conversaciones militares en mayo para avanzar en la reducción de las tensiones
  • Reunirse de forma regular e intercambiar llamadas telefónicas a través de la línea habilitada recientemente
  • Que Moon Jae-in visite Corea del Norte durante el próximo otoño en el hemisferio norte
  • Abrir una oficina de Comunicación permanente en la localidad norcoreana de Kaesong
  • Reanudar las reuniones temporales entre las familias separadas por la guerra
  • Aumentar los intercambios de civiles así como organizar actos deportivos y culturales conjuntos
  • Impulsar de forma conjunta conversaciones con Estados Unidos y China.
  • Declarar el final de la guerra de forma oficial a finales de año.

Fuente: La Nación

elsiglocomve elsiglotv

Loading...