FAES abatió a 5 integrantes de la banda “El Toñito”

Loading...
En horas del mediodía de ayer, funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), adscritos a la Policía Nacional Bolivariana, conjuntamente con comisiones pertenecientes al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalistas (Cicpc), dieron un duro golpe al hampa organizada al abatir al presunto lugarteniente de la banda “El Toñito”, conocido como “El Negro Polo”, y cuatro de sus secuaces.
Las FAES logró neutralizar a cinco delincuentes

Esta acción policial se desarrolló en el sector Rosario de Paya, parroquia Arévalo Ponte del municipio Mariño, donde las FAES se desplegó para neutralizar a estos sujetos que se dedicaban al cobro de vacunas en la zona.

Según cuerpos policiales, se venían recibiendo una serie de denuncias por parte de la comunidad sobre las andanzas delictivas de “El Negro Polo” y sus cuatro secuaces, uno de ellos apodado “El Gordo”.

La fuente policial identificó a los abatidos como José Ángel infante, quien presentó registro policial por el delito de robo, según expediente K-15-0081-00784; y Jedri Jhosel Campos Rondón, con registro policial por el delito de aprovechamiento de vehículo provenientes de hurto o robo, según expediente K-17-0222-00962.

El otro fallecido es Jesús Antonio Meza Márquez, con registro policial por el delito de robo genérico, según número de expediente K-15-0081-00782, así como Luis José Alvarado Anzola y Yefrison José Gil Freites.

Al parecer, estos sujetos presuntamente se apoderaban de las bolsas del CLAP, y evitaban que fueran entregadas a las familias más necesitadas, y también amenazaban de muerte a los comerciantes si no cancelaban fuertes sumas de dinero semanalmente. De igual forma, los delincuentes están vinculados a secuestros, hurtos, y homicidios.

TOMARON REHENES

Ante tan alto nivel delictivo, y pensando en la tranquilidad de los pobladores, las FAES armaron su comisión y se trasladaron hasta el sector Rosario de Paya, y al entrar al lugar avistaron a dos sujetos en actitud sospechosa y procedieron a darles la voz de alto, sin embargo, éstos sacaron sus armas de fuego y se produjo el primer intercambio de disparos.

Cabe destacar que para este instante, los funcionarios sospecharon que uno de los sujetos portaba una granada fragmentaria. En medio de la balacera, estos sospechosos lograron huir.

(Lea también: Lo sacaron de la casa y le dieron un tiro)

De inmediato se produce una persecución, hasta llegar a la calle 3 de Prados, donde se originó un segundo tiroteo con “El Negro Polo”, quien tenía en su poder el explosivo, que nunca logró detonar, ya que cayó gravemente herido y fue trasladado al centro asistencial más cercano, donde falleció.

El despliegue policial se intensificó para capturar a “El Gordo”. Los sabuesos se encargaron de realizar los allanamientos, encontrándose con la sorpresa de que este malhechor tomó como rehén a una familia, en una residencia signada con el número 17.

El sujeto había logrado internarse en la casa, donde obligó a uno de los residentes a curarle las heridas de bala; además agarró vestimenta para evitar ser reconocido por lo cuerpos de seguridad, pues pensaba que se iba a salir con las suyas.

Pero “El Gordo” al sentirse descubierto por los funcionarios, desenfundó su arma de fuego y se produjo el tiroteo, resultando mortalmente herido; falleció cuando era trasladado al CDI. Afortunadamente, la familia secuestrada fue rescatada sana y salva.
Importante añadir que otros tres integrantes de esta banda fueron abatidos en horas de la tarde de ayer, aunque al cierre de esta edición no se manejaban detalles del enfrentamiento.

En cuanto a las armas incautadas, la fuente precisó que se trató de un artefacto explosivo fragmentaria, tipo granada de mano, modelo M26A2, la cual fue destruida en una detonación controlada por expertos explosivistas adscritos al Sebin; un arma de fuego sin marca ni seriales visibles, calibre 38 milímetros; una escopeta calibre 16 milímetros, marca Covavenca Gauge, serial 47707.

También fueron incautados una escopeta Winchester, calibre 16 milímetros, serial 7122, y una arma de fuego tipo revolver, calibre 38, sin marca ni seriales visibles, además de tres municiones, una percutida y dos sin percutir.

RAIZA VILLAFRANCA | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

elsiglocomve elsiglotv

Loading...