Muerte en Berruecos: La historia de un magnicidio que marcó a Suramérica

Desde hace dos semanas está en cartelera nacional el segundo largometraje del director Caupolicán Ovalles, Muerte en Berruecos, un filme policial de época que narra el atentado que cegó la vida del Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre.

El episodio histórico y la importancia que encierra este acontecimiento, que significa el primer magnicidio ocurrido en América Latina, motivó a Ovalles a llevar adelante esta propuesta.

La película narra la historia del capitán Alejandro Godoy, quien diez años después del asesinato del general Antonio José de Sucre emprende una investigación sobre su muerte y encuentra que gran parte del expediente ha sido destruido. Arriesgando su propia vida, Godoy descubre el complot que acaba con Sucre.

El guión de Muerte en Berruecos fue escrito por Ovalles y Edgar Narváez en el 2012 y al año siguiente resultó ganador del concurso de desarrollo de guión que realiza el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC).

Luego de un arduo proceso de investigación, Ovalles y Narváez armaron la historia que es narrada a través de los testimonios de las personas involucradas en el asesinato, “los posibles culpables, los sospechosos y los que acompañaron a Sucre en la travesía que comenzó en Bogotá y se dirigía hacia Quito”, relató el realizador.

Son estos testimonios, cada uno narrado desde sus propios miedos y autocensuras, los que permiten al espectador armar el rompecabezas que se presenta al inicio de la historia.

Ovalles aseguró que esta es una película que todo el mundo puede ver y que ofrece una visión cercana a nuestro pasado e historia, dentro de un género muy específico. “Ahí podemos ver cómo el poder oculto desarrolla su capacidad para llevar a cabo este tipo de atrocidades, de asesinar a un gran personaje. Si no hubiese sucedido este acontecimiento, la historia de Iberoamérica en su conjunto hubiese sido otra”, dijo.

Ambientada en 1840 en Colombia, el trabajo técnico, de iluminación, vestuario y lenguaje resultó un reto para el equipo, que trabajó basado en referencias pictóricas y literarias, y las escenas urbanas en los cascos históricos de las ciudades de Panamá y Quito, mientras que la travesía y filmaciones en interiores se hicieron en Los Andes venezolanos y otras locaciones nacionales, durante el primer trimestre del 2016.

(Lea también: El padre de Luis Miguel le daba cocaína a los 14 años)

Durante 102 minutos el filme hará reflexionar a muchos sobre todo lo que se esconde tras el poder. “El espectador se da cuenta que las cosas que allí suceden pueden tener parecido con la realidad en otros países y cómo se impone el poder en ciertas ocasiones”, dijo.

Muerte en Berruecos cuenta con la participación de un elenco de profesionales con sólida formación actoral como Luis Gerónimo Abreu, quien interpreta al capitán Godoy; y Augusto Nitti, quien encarna a Sucre. Asimismo, actúan Rosalinda Serfaty, Ignacio Márquez, Gerardo Lugo, José María Obando y Manuel Salazar, entre otros talentos.

Ovalles expresó que la experiencia de trabajar con esta constelación de actores y con un excelente equipo técnico dejará una huella, especialmente por la pasión y el profesionalismo con que se realizó este filme.

Esta coproducción entre Venezuela, Ecuador y Panamá con apoyo del Proyecto Ibermedia, contó en la dirección de arte con el trabajo del recientemente fallecido Diego Rísquez y se proyecta actualmente en salas comerciales de Caracas, Barquisimeto, Valencia, San Cristóbal, Maracay y Margarita. Se tiene previsto que continúe su gira por el resto del país, así como por diversos festivales internacionales.

Ovalles informó que se encuentran desarrollando la posibilidad de estrenar el filme en Ecuador, Panamá, Colombia, España y Estados Unidos.

Fuente: AVN

elsiglocomve elsiglotv

Loading...