Protesta en el Hospital de La Ovallera por detención ilegal de médico y ayudante

En horas del mediodía de ayer, a las afueras del Hospital de La Ovallera, ubicado en Palo Negro, al menos 30 empleados del centro asistencial protestaron de una manera enérgica por la detención de un médico traumatólogo y su asistente.
Los trabajadores se rebelaron contra los vigilantes para que la prensa ingresara

Los manifestantes denunciaron que supuestos funcionarios policiales pertenecientes a las Fuerzas de Acciones Especiales detuvieron de forma ilegal y arbitraria a dos profesionales de la medicina; se trata del doctor Domingo Rodríguez, especialista en traumatología, y su asistente, Jean Sandoval, de la especialidad de Anatomía Patológica.

Según las informaciones suministradas por el gremio de trabajadores, la aprehensión se llevó a cabo en horas de la mañana cuando el doctor Domingo Rodríguez, con 29 años de servicio, y Jean Sandoval, cumplían con sus labores diarias.

“Esos sujetos vestidos de negro y encapuchados, que son del FAES, entraron al consultorio de nuestro compañeros y de inmediato les colocaron las esposas, llevándoselos de manera arbitraria, según eran sospechosos por la pérdida de suministros del centro médico, algo totalmente falso, pues ambas personas son de conducta intachable”, dijeron.

Al parecer, los detenidos fueron trasladados a la sede de Piñonal, lugar donde rápidamente se dirigieron los familiares tras conocer la noticia de la aprehensión.

Los médicos y enfermeras aprovecharon la presencia de la prensa para dar a conocer una serie de supuestas irregularidades que se vienen generando en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), tales como la carencia de insumos médicos y de productos de limpieza, acoso laboral, problemas en la infraestructura, falta de alimentos para pacientes, y que no cuentan con ambulancia.

Por otra parte, aseguraron que las áreas de quirófano, pediatría y sala de parto se encuentran inoperativas desde hace más de un año.

La licenciada Yoselin Palacio comentó que el pasado martes solicitaron a la directora del hospital, abogada María Eugenia Pereira, una asamblea general con todo el personal, para así dar a conocer a todos los problemas que aquejan a los galenos, sin embargo, ésta hizo caso omiso al llamado.

“Somos 700 trabajadores los que exigimos una salario justo y digno, las enfermeras devengamos un monto de 500 mil bolívares mensuales, algo fuera de lo normal, cuando nosotros deberíamos ser los profesionales mejor pagados”, dijo.

(Lea también: Javier Bertucci apuesta a la inclusión y rescate de los valores)

“Esta mujer ni siquiera conoce a su personal, pues desde que tomó el cargo sólo le hemos visto la cara en tres oportunidades, además nos preguntamos cómo una persona graduada en Derecho puede ejercer un cargo tan alto, como directora de un hospital, cuando ni siquiera conoce la materia en medicina”, expresó Palacio.

En este sentido, José Cardoza, secretario ejecutivo del Sindicato de Salud, dijo, “la Subdirectora, Ana Pérez, no tiene nombramiento alguno, es una usurpadora de puesto. Aquí semanalmente viene un supuesto personal de Corposalud y jóvenes de Chamba Juvenil y que a inspeccionar nuestro trabajo, es inaceptable. También hay un solo baño para pacientes y familiares. Al personal le niegan los récipes para la adquisición de medicinas y la única forma de que un paciente reciba antibiótico es que esté hospitalizado, de resto, la medicina es negada”.

Cabe destacar que al llegar el equipo de elsiglo al lugar, vigilantes y milicianos negaron la entrada, lo que enfureció a los manifestantes, quienes arreciaron en su protesta.

RAIZA VILLAFRANCA | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

elsiglocomve elsiglotv

Loading...