Hallaron dos cadáveres en La Vuelta a La Canoa

Un momento desgarrador, conmovedor y sorprendente fue lo que vivieron familiares y amigos de dos hombres que se encontraban desaparecidos desde el pasado martes, tras hacer el hallazgo de los cuerpos durante la tarde de ayer a las orillas del lago conocido como el Embalse de Zuata, específicamente a la altura de La Vuelta a La Canoa, vía Punta del Monte, entre San Mateo y La Victoria.
Funcionarios de la Base de Homicidios se trasladaron al lugar iniciando las pesquisas preliminares

Según informaciones extraoficiales, los ciudadanos fueron identificados como Jairo Puerta, de 34 años, quien laboraba como comerciante en un pequeño local ubicado en el casco central de La Victoria reparando teléfonos celulares, chico de buenas costumbres y trabajador.

Mientras que el otro joven era Daniel Guillermo Vázquez, de 20 años, a quien llamaban cariñosamente parientes y amistades “El Negro”, muy querido por su vecinos y familiares.

Ambos tenían su residencia en La Invasión, sector La Quebrada, Carretera Panamericana San Mateo-La Victoria.

Al parecer, todo se inició la tarde del pasado martes, cuando Jairo decidió salir de su casa junto con Daniel para realizar algunas diligencias en La Victoria. Antes de ausentarse, manifestó lo siguiente: “Ya regreso, voy al centro”.

Esas fueron las últimas palabras de este muchacho expresadas a su pareja, y de inmediato los hombres abordaron una moto Empire color rojo, propiedad del comerciante, según fuentes policiales.

No obstante, las horas pasaban y nada que Jairo llegaba con su amigo, lo que inquietó a su esposa, quien trató de comunicarse con él de manera infructuosa. Desde este instante comenzó la incesante búsqueda, pues la mujer tenía un mal presentimiento, ya que éste no acostumbraba a desaparecerse en tales circunstancias, siempre estaba en constante contacto con su compañera sentimental.

Posteriormente, la chica recibió la noticia de que el vehículo de dos ruedas de Puerta estaba tirado, presuntamente, a las afueras de La Invasión La Quebrada, motocicleta que fue hallada en estado de abandono por los funcionarios de la Policía de Aragua, quienes se encargaron de trasladarla hasta la estación policial de Las Mercedes para las experticias de rigor.

Como Jairo no aparecía, sus seres queridos se dirigieron hasta la sede del Cicpc ubicada en La Chapa, donde dieron datos de las víctimas y contaron lo ocurrido, y de inmediato se abrieron las investigaciones del caso.

Las investigaciones condujeron a la comisión de la Base de Homicidios ubicada en San Pablo en Turmero hacia la zona donde fue encontrado el vehículo de dos ruedas, realizando pesquisas e interrogando a algunas personas.

Tanto Jairo como Daniel eran buscados como “palito ‘e romero”, cada minuto que pasaba era desesperante para sus parientes, hasta que supuestamente recibieron una llamada telefónica de extraños individuos, quienes les manifestaron dónde estaban los cadáveres, y allí éstos se “desplomaron” en llanto, no podían creerlo, pero ante la duda se trasladaron al comando policial de San Mateo notificando lo sucedido. El cuerpo de seguridad seguidamente hizo el llamado a la Base Homicidios y rápidamente éstos se fueron a la zona mencionada.

Familiares y amigos de los jóvenes se acercaron al sitio del suceso

Al llegar, los funcionarios de la PA y Cicpc vieron los cuerpos al fondo de la orilla del lago, lo que ameritó la presencia de los rescatistas pertenecientes al Cuerpo de Bomberos, adscritos a La Victoria.

Cabe destacar que en el sitio estaban más de 50 ciudadanos, entre hermanos, primos, tíos, sobrinos, amistades y allegados de las víctimas, quienes no paraban de sollozar, mientras sacaban los cuerpos, los cuales ya estaban en estado de descomposición. La escena dejaba a más de uno sin palabras, al ver y escuchar a una madre desconsolada por la muerte de su muchacho. El momento fue totalmente desgarrador para una madre que sintió en su vientre la muerte de su hijo.

La progenitora de “El Negro”, en medio de su dolor y consternación, dio gracias a sus vecinos por prestarle el apoyo, pues la comunidad es muy unida.

Los cadáveres fueron trasladados a la sede del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) en Caña de Azúcar para la necropsia de ley.

Ante el caso, se presume que los dos hombres fueron interceptados por sujetos armados y desconocidos por las autoridades policiales, y bajo amenaza de muerte fueron llevados hasta La Vuelta de La Canoa donde los ejecutaron y arrojaron por el barranco con la intención que cayeran al lago. Sin embargo, la última palabra la tienen los investigadores, quienes aclararán las causas del doble homicidio.

Texto y foto RAIZA VILLAFRANCA | elsiglo

elsiglo elsiglocomve elsiglotv

Loading...