Rogelin Orta: “A mi esposo lo sacaron vivo de la casa”

Rogelin Orta, acompañada de su cuñada, Isleidy Coronado, haciendo uso del derecho a la réplica, manifestó que “a mi esposo se lo llevaron vivo unos guardias nacionales y dos días más tarde, luego de buscarlo por diversos sitios, lo encontramos en la Morgue de Caña de Azúcar”.
Rogelin Orta, esposa del obrero muerto en un presunto enfrentamiento
Jorge Augusto Coronado Ramos, muerto

Aseguró que Jorge Augusto Coronado Ramos, de 25 años de edad, de oficio obrero de finca, se acercó a la casa a eso de las 6:00 de la tarde del martes proveniente de una agropecuaria. “Para el momento mi compañero estaba sumamente cansado y con hambre”.

“Nuestro hogar está ubicado en el sector Pedregal, en Guacamayas, en Magdaleno del municipio Ezequiel Zamora, y dos horas más tarde se presentaron varios guardias nacionales, cubriendo sus rostros con capuchas”, dijo.

“Cometieron todos los atropellos contra nosotros, y violando nuestros principios constitucionales, desaparecieron al papá de mi primer hijo que llevo en mi vientre. Tengo cuatro meses de gestación”, relató.

“Nos enteramos de que supuestamente mi compañero sentimental había muerto en un supuesto enfrentamiento en la hacienda Guadalupe, lo cual es ilógico. Si se lo llevaron preso y sin arma de fuego”, agregó.

(Lea también: Ultimaron a hombre en la Intercomunal Turmero)

-Eran muchos guardias nacionales para un hombre y es una historia inventada por esos militares. A Coronado lo encontramos en la Morgue de Caña de Azúcar.

Finalizó diciendo que el caso ya fue denunciado en la sede del Ministerio Público del estado Aragua, “pues considero que allí los oficiales cometieron un exabrupto contra mi esposo, quien tiene a sus padres en una condición especial”.

“Inés Coronado, mi suegro, presenta una discapacidad visual y mi suegra padece de osteoporosis. Su único hijo velaba por su manutención”, dijo a los periodistas.

“Entiendo que Coronado Ramos ya está muerto y con mi declaración en los medios de comunicación no lo voy a revivir, pero sí quiero aclarar públicamente que él no era ningún delincuente ni mucho menos miembro de alguna banda de delincuentes”, dijo.

Tampoco tuvo reseñas policiales ni mucho menos entradas en las sedes policiales. La gente del campo está cansada de los atropellos de la Guardia Nacional Bolivariana. “Le hago un llamado al general de Brigada José Betancourt Moya, jefe del Comando de Zona, tomar en cuenta mi denuncia e historias de esa naturaleza no se repitan”.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

elsiglocomve elsiglotv

Loading...