El Madrid marcará la temporada del Barça

Ahora mismo, después de ver cómo su equipo se dejó remontar una diferencia de tres goles contra un rival europeo de segunda fila, pocas cosas existen que puedan consolar a los hinchas del Barcelona.
Imagen referencial

Costará curar los síntomas derivados de la peor noche del conjunto azulgrana en más de 60 años de eliminatorias continentales.

La decepción por la debacle de anteayer en el Olímpico de Roma es tan profunda que en estos momentos al aficionado le cuesta valorar la holgada distancia que los de Valverde tienen en la clasificación de LaLiga. Tampoco el hecho de verse en la final de la Copa del Rey por quinta temporada consecutiva funciona como antídoto.

Efectivamente, el Barça está a sólo 10 puntos de adjudicarse su séptima Liga en diez ediciones y también tiene a tiro (está en la final) la que sería su cuarta Copa consecutiva. En verano, muchos hubieran firmado sumar estos dos títulos en el primer curso del Txingurri en el banquillo del Camp Nou. Sin embargo, el devenir de la competición ha variado exigencias y perspectivas.

En primer lugar, porque la Roma de Di Francesco, y no un oponente de primer nivel en Europa, es el equipo que ha dejado en evidencia que la cacareada solidez del Barça actual sólo sirve para imponerse en España, en escenarios de regularidad, y no para hacer cosas grandes en la Champions League, donde se necesita una mejor gestión de los buenos y los malos momentos. Y en segundo lugar, por avance del Real Madrid en la máxima competición, anoche con muchísimos apuros frente a la Juventus.

Loading...