Anthony Borges: No quiero que me llamen héroe

Loading...
El venezolano Anthony Borges, de 15 años, recibió cinco disparos en su escuela en Parkland, Florida, y es apodado “Iron Man” por haber salvado a sus compañeros. Ya fuera del hospital, pidió este viernes que no lo llamen héroe y dijo que buscará responsabilizar a las autoridades por el tiroteo.

También te puede interesar: Lula da Silva participará en una misa antes de su posible entrega a la justicia

Imagen referencial

El 14 de febrero en la escuela Marjory Stoneman Douglas en Parkland Nikolas Cruz le disparó a Anthony en ambas piernas y luego en la espalda. Si bien estaba herido, el adolescente consiguió cerrar una puerta para evitar que el atacante entrara al salón donde se escondían unos 20 estudiantes, y allí recibió los otros dos tiros.

“No sé por qué sobreviví, pero les diré que mi familia y yo dedicaremos el resto de nuestras vidas a ocuparnos de que algo como esto no ocurra de nuevo”, dijo Anthony a través de un comunicado leído por su abogado, Alex Arreaza.

Anthony, su padre Royer Borges y su abuelo Alfredo participaron en una conferencia de prensa en Plantation, al norte de Miami, junto a Arreaza y un amigo del sobreviviente, Carlos Rodríguez.

“No quiero ser llamado ‘Iron Man'”, dijo en el comunicado, refiriéndose a su nuevo apodo. “No lo soy. Soy sólo un niño que quiere volver a la escuela sin sentir miedo”.

Acusó al sheriff del condado de Broward -al que pertenece Parkland-, Scott Israel, así como al superintendente de escuelas, Robert Runcie, de haberle fallado porque no fueron capaces de impedir que Nikolas Cruz comprara armas y entrara a la escuela a pesar de que ya mostraba un comportamiento errático.

“Ustedes sabían que había un problema y no hicieron nada”, acusó.

El abogado Arreaza, que ya había anunciado que demandaría a Israel y Runcie, dijo que “hoy o mañana” entablará la demanda formal contra ellos, Nikolas Cruz y los albaceas de la herencia de la madre de Cruz.

“Dañaron la carrera futbolística de mi hijo”, dijo el padre, Royer, acusando al sheriff. “Treinta y ocho minutos se tardaron en agarrar a mi hijo. Por eso es que no quieren divulgar las imágenes” de lo ocurrido.

“Esto no es Venezuela”, dijo el abogado Arreaza. “Allá hay gloriosas marchas con millones de personas, y no pasa nada. Ellos (los Borges) decidieron que aquí pondrán su fe en el sistema de justicia estadounidense”.

Fuente: Globovisión

Loading...