En Río Blanco lincharon a un oficial de la Policía de Miranda

A eso de las 11:00 de la mañana de este jueves, en la calle El Canal de Río Blanco 1, zona limítrofe entre Girardot y Francisco Linares Alcántara, presuntos delincuentes aún desconocidos por las autoridades policiales lincharon a un funcionario de la Policía de Miranda.


Del caso se manejan varias versiones, una de ellas relatada por los vecinos del sector, quienes aseguraron escuchar varios gritos en la calle “agárrenlo, agárrenlo”, por lo que presumían que correteaban a un ladrón de viviendas, pues la zona se ha visto azotada por extraños individuos, quienes al ver las casas solas se introducen a las mismas, llevándose todo a su paso.

“Vimos a un hombre corriendo desesperadamente y detrás de él una trulla de gentes, que gritaban que lo agarraran, él venía de la zona de Paraparal pasando hacia este lado de la isla y en medio de su desespero entró en una de las moradas, sorprendiendo a la propietaria, quien asustada pedía que lo sacaran, nosotros por temor a represalias decidimos resguardarnos al fondo de nuestro hogar y al salir vimos a este ciudadano muerto y bañado en sangre”, así lo relató un residente, quien no quiso dar su nombre por seguridad.

Sin embargo, en la escena del crimen se presentaron los familiares de la víctima, quien quedó identificada como Julio César Guillén, de 29 años, con residencia en Coropo, y quien laboraba como funcionario de PoliMiranda, escolta del director de dicha estación policial.
Asimismo éste laboró por 12 años como Policía en Francisco Linares Alcántara y actualmente se encontraba de reposo.

Los parientes negaron conocer los motivos de su asesinato, “desconocemos qué hacía por la zona, nosotros residimos en Paraparal y de pronto nos llegó la mala noticia”, manifestó Imarbi Rojas, hermana.

Sin embargo, la versión policial sería otra. Al parecer el PoliMiranda se trasladó a la localidad de Paraparal luego que recibió una llamada telefónica donde sus seres queridos, que les manifestaban que delincuentes de la zona los habrían amenazado con arrojarles una granada a la residencia sino la desalojaban.

Ya en el sitio, el uniformado decidió darle la cara a estos malhechores, pues de alguna manera quería proteger a los suyos, no obstante, no hubo acuerdo alguno, y de pronto se escucharon unas detonaciones, resultando ser un intercambio de disparos entre Guillén y los malvivientes.

Afirmaron testigos que luego al policía se le acabaron las balas, por lo tanto no le quedó de otra que correr para no ser alcanzado por este grupo de individuos enardecidos, pero a pesar de su esfuerzo fue capturado y luego linchado con toda clase de objetos contundentes, como una roca con la que le causaron graves heridas en la cabeza y que luego le colocaron como almohadilla.

Vecinos de esa cuadra ni se asomaron, ni mucho menos detuvieron a estos sujetos; tan solo una hora después hicieron llamado a las autoridades policiales, presentándose al lugar la Policía de Aragua, al mando del comisionado Jesús Heredia, director del CCP, Maracay Sur.

Posteriormente llegó una comisión de la Base de Homicidios del Cicpc realizando los interrogativos correspondientes, las experticias y el levantamiento del cadáver, el cual fue trasladado hasta la sede del Servicio Nacional de Medicinas y Ciencias Forenses (Senamecf) ubicado en Caña de Azúcar.

RAIZA VILLAFRANCA | el siglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...