Guerreros de terracota: un misterio enterrado en Xian

Loading...
Los Guerreros de Xian, o Ejército de terracota, es uno de los hallazgos más impresionantes del siglo XX. En marzo de 1974, Yang Zhifa, un agricultor, junto con sus cinco hermanos y su vecino Wang Puzhi, estaban cavando un pozo en campos de granada y caqui a una hora al noreste de Xi’an, capital de la provincia china de Shaanxi. Sus palas golpearon una cabeza de terracota que confundieron con una imagen de Buda.

También te puede interesar: Conoce a las Sing-song girls: las niñas vendidas para ser prostitutas

Imagen referencial

Lo que los campesinos habían hallado resultó ser uno de los mayores descubrimientos arqueológicos del siglo XX: miles de guerreros de terracota de tamaño natural y hábilmente esculpidos en el siglo III a. C. bajo el reinado de Qin Shi Huang, el primer emperador de una China unida.

Lejos de obtener algún tipo de recompensa por tal descubrimiento, los agricultores vieron como se les expropiaron sus tierras debido al interés turístico que había ido unido al hallazgo del Ejército de terracota. Por si fuera poco, Wang Puzhi, pobre y enfermo, se suicidó en 1997. Dos de los hermanos de Yang Zhifa no tardaron también en morir al no poder costearse un médico. Aquí dejamos unas curiosidades del mismo.

Origen de los Guerreros de Xian

El porqué del los Guerreros de Xian sigue siendo un misterio, pero todo apunta a que el emperador Quin Shi Huang dedicó 38 años de su vida a construir el que sería su mausoleo. En el techo se reprodujo la cúpula celestial, mientras que debajo los artesanos del imperio construyeron un modelo de la tierra que conocían. De esta forma, el emperador tendría un lugar donde gobernar en el más allá.

Por otro lado, se cree que este ejército fue esculpido por artistas procedentes de Grecia que viajaron a China antes incluso que Marco Polo. No solo porque las figuras están hechas a tamaño real, cuando las que representaban a los seres humanos en el país no superaban los 20 centímetros; sino que se ha descubierto ADN europeo entre los esqueletos de las personas que trabajaron para el emperador.

Resultado de imagen para Guerreros de terracota

La tumba fue saqueada

Tras la muerte del emperador y durante la revuelta dirigida por el general Xiang Yu, los rebeldes entraron en la tumba, la saquearon y quemaron en su fuga las estructuras de madera que cubrían el recinto. Los restos calcinados fueron quedando poco a poco enterrados por la tierra y la vegetación. Así quedó sellado el destino del Ejército de terracota.

Detalles de los Guerreros de Xian

Cada figura es distinta a las demás, ya que todas ellas presentan rasgos y características diferenciadas. Así, nos encontramos con esculturas de hombres viejos, jóvenes, con bigote, con un peinado determinado o de una etnia concreta.

Los uniformes también reflejan los rangos militares a los que pertenecen los soldados, que portaban sus armas correspondientes hasta que les fueron saqueadas.

Asimismo, las figuras eran de colores vivos y brillantes: rosa, rojo, blanco y lila. Se ha sabido gracias a que algunas aún los conservaban cuando fueron descubiertas. Estas fueron retiradas y guardadas en otro lugar, puesto que la exposición al aire libre hace que el color desaparezca y que la estatua se vuelva rápidamente grisácea y oxidada.

Imagen relacionada

Nunca se ha abierto la tumba que custodian los Guerreros

Tanto arqueólogos como museólogos de todo el mundo están de acuerdo en que abrir la tumba sería un desastre, ya que en las primeras excavaciones se encrespó en unos pocos segundos la laca de las caras pintadas y de los uniformes de los Guerreros. Por tanto, los tesoros que se encuentran dentro de la tumba podrían dañarse al entrar en contacto con el aire.

Además, la cámara funeraria está rodeada por ríos de mercurio, que reproducen los grandes afluentes de China y el océano en el que desembocan, a pesar de que se desconoce si los sirvientes del emperador podrían haber producido tanto metal líquido.

Guerreros de Xian

Fuente: miviaje

Loading...