Lula da Silva denunciará a Netflix por la serie “El mecanismo”

A solo unos días de haberse estrenado, la serie de Netflix: El mecanismo,  amenaza con ser tan polémica como el caso en el que se inspira: Petrobras, la mayor red de corrupción y sobornos de la historia de Brasil. 
Imagen referencial

La producción, que en México mantiene el título original y que en países como España se llama “Túnel de corrupción”, no ha gustado a dos de sus protagonistas, que no aparecen con sus nombres reales en pantalla: la expresidenta brasileña, Dilma Rousseff, que ya la calificó este lunes de “fake news” por el retrato que hace de su mandato, y ahora su predecesor, Lula da Silva.

El expresidente brasileño, que podría estar a las puertas de entrar en prisión el 4 de abril, anunció este miércoles que denunciará a la compañía estadounidense por considerar que manipula a los espectadores, algo que podría ser perjudicial en las próximas elecciones presidenciales que se celebrarán en Brasil en octubre, con Lula como claro favorito aunque su futuro político es una incógnita.

 “Aviso que vamos a denunciar a los responsables (de la serie) aquí o en cualquier lugar porque han producido una pieza que es una mentira más“, afirmó el exmandatario en un acto en la ciudad de Curitiba, en el estado de Paraná, que marcó el cierre de su gira por el sur del país, donde su autobús de campaña ha sido atacado a balazos.

“No tenemos que aceptar eso”, ha continuado Lula, “y yo no lo voy a aceptar. Vamos a procesar a esa tal Netflix porque están haciendo una fiesta”, lanzó el líder de la izquierda que atraviesa un delicado momento. Lula da Silva fue condenado en enero pasado a 12 años de cárcel por presuntos delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

Según los críticos y los conocedores de la intrincada política brasileña, la esperada serie de José Padilha (Narcos,Tropa de élite), se toma licencias que no responden a la realidad, en especial, con las figuras de los dos políticos del Partido de los Trabajadores (PT), a los que se les atribuyen frases y hechos que en realidad nunca dijeron o que corresponden a los aliados del actual e impopular presidente Michel Temer que sucedió a Rousseff tras su impeachment en 2016.

(Lea también: Papa Francisco: “Suplicamos frutos de consolación para el pueblo venezolano”)

Padilha se ha defendido de las acusaciones, alegando que se trata de “ficción”, pero lo cierto es que la serie que se estrenó el pasado viernes con una primera entrega de ocho capítulos cuenta en clave de thriller el origen del caso Petrobras y sus derivadas que alcanzaron a 12 países, entre 2003 y 2014, coincidiendo con los sucesivos Gobiernos de Lula y Rousseff, y con toda la clase política brasileña desfilando por la pantalla.

Por si fuera poco la difusa frontera entre realidad y ficción, Netflix, en una agresiva estrategia de marketing para promocionar la producción, ha montado en los aeropuertos brasileños de São Paulo y Brasilia tiendas ficticias (Loja da corrupção) en las que se venden objetos para delinquir de forma refinada,

Según la agencia EFE: desde tobilleras electrónicas doradas o de cuero con tachas, manuales para delatar cómplices (Delación premiada para legos o 1.001 cosas que hacer antes de ir a prisión) hasta ropa interior con bolsillos cargados de billetes. La realidad, y más en año electoral, siempre supera a la ficción.

Fuente: Globovisión

elsiglocomve elsiglotv

Loading...