Sacerdotes de Aragua renovaron sus votos en Misa Crismal

El Obispo de Maracay, monseñor Rafael Conde, presidió ayer una Misa Crismal en la que los sacerdotes de las iglesias aragüeñas pudieron renovar sus promesas sacerdotales.
El obispo de Maracay, monseñor Rafael Conde, presidió la Misa Crismal

La eucaristía se realizó en la Catedral de Maracay, con la asistencia de cientos de fieles, quienes fueron testigos de la renovación de los votos sagrados que adquieren los clérigos el día de su ordenación.

“Estamos renovando el compromiso de nuestros votos, es por eso que invito a los fieles a celebrar la semana con devoción, dándole el sentido religioso que merecen estos días, no son días de descanso ni de asueto, son días de concentrarnos en el amor de Dios, quien nos ha dado a su hijo para rescatarnos del pecado y de la muerte y hacernos hijos adoptivos de Dios”, dijo el prelado.

Aclaró que el hecho de que se observe menos asistencia en los templos no significa que haya bajado la fe en la Iglesia y en Dios, sino que es prueba de que muchas personas han salido del país, sin embargo, destacó que en los momentos de crisis en que vive el país, la gente defiende su fe.

(Lea también: Hoy los ribenses renuevan su fe ante el Nazareno)

Es importante señalar que los santos óleos en el catolicismo son el santo crisma, usado para ordenaciones, confirmaciones, bautizos y consagraciones de altares e iglesias. También el óleo de los catecúmenos, usado para ungir a los que están preparándose para el bautismo, y finalmente el óleo de los enfermos, usado en el sacramento de la unción de los fieles en peligro de muerte.

RENOVAR NUESTRA FE CRISTIANA

Monseñor Rafael Conde hizo un llamado a toda la feligresía para que en los próximos días de celebración de la Semana Santa participen con mucha fe, paz y amor, “porque tenemos un Cristo vivo que siempre nos ama”.

Consideró que es una fecha en la cual se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, y a pesar de los problemas por los cuales está atravesando el país, es el momento que los fieles lo conmemoren de manera diferente, que nos ayude a reflexionar y meditar.

Por estas fechas el mundo católico y no católico recuerda que el Nazareno, después de la última cena, fue juzgado y condenado injustamente a muerte, cargando con la cruz, subió la Vía Dolorosa para ser crucificado en el Gólgota.

LUIS CHUNGA | elsiglo
fotos | DENYS SÁNCHEZ y JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ

elsiglocomve elsiglotv

Loading...