El arroz con coco sigue siendo el plato preferido de la Semana Mayor

Uno de los postres tradicionales de la Semana Santa del venezolano es el arroz con coco, que se sirve luego de las comidas propias de la fecha y se come tibio o frío, según la preferencia.
Los consumidores, pese a los costos, siguen acudiendo a los mercados populares a comprar

Pese a que el arroz con coco es uno de los dulces más preparados por las amas de casa, por su delicioso sabor y el sentido de pertenencia que trae consigo, éste tampoco escapa de la galopante inflación que día a día remonta los valores cada vez más altos en cada uno de los productos y servicios.

En un recorrido realizado por el equipo reporteril del diario elsiglo por los mercados populares del Eje Este del estado Aragua, se pudo recabar la información de que los usuarios siguen acudiendo a los mismos en busca de adquirir los materiales para la preparación de dicho manjar.

Gilberto Gómez, encargado

“Quizás no vienen y compran cantidades considerables, pero sí llegan y se llevan un poquito de cada cosa como para no perder las costumbres, por lo que tratamos de mantener precios que se adecúen al bolsillo de los consumidores, ya que en la actualidad todos somos víctimas”, indicó Gilberto Gómez.

Gómez además agregó que los precios van a depender del local donde consigan los ingredientes, siendo así que el coco se puede adquirir desde 100 mil bolívares cada uno, el papelón en 85 mil bolívares, el arroz 250 mil bolívares, la leche condensada 500 mil bolívares y los clavitos 60 mil bolívares.

(Lea también: Usuarios exigen listín de precios en las oficinas de venta de pasajes)

Ante estos precios, los ciudadanos comentaron que aunque todo está caro, tratan de preservar esta tradición, ya que según ellos forma parte de la idiosincrasia y es un aspecto que vale la pena mantener.

“En mi familia hacer estos postres acompañados del pescado salado es una costumbre que ha trascendido de generación en generación y en vista de esto hemos hecho de todo para mantenerla, ya sea ‘haciendo vacas’ o haciendo de a poquito, lo importante es hacerlo y compartirlo juntos”, indicó Leticia Monte de Oca mientras escogía sus cocos.

De acuerdo con Monte de Oca, Mariela Arias agregó: “Hay sacrificios que valen la pena y este es uno de ellos. Debemos pese a la situación mantenernos, ya hemos perdido suficiente como para también perder nuestras costumbres y tradiciones, y más si con ellas vienen el refuerzo de los valores familiares”.

Guillermina de Pérez también dijo: “El arroz con coco, el dulce de plátano y el de cajua son parte de mi mesa en la Semana Mayor y este año, aunque quizás no pueda hacer todos, sí tendré por lo menos uno, para darle a mis nietos y que vean que ante cualquier contratiempo siempre hay que tener buena cara y degustarse de vez en cuando”.

DANIEL MELLADO | elsiglo
fotos | JOSÉ ROMERO

elsiglocomve elsiglotv

Loading...