Elaboran retratos hablados de homicidas del policía en Brisas del Lago

Un supervisor jefe de la estación policial de Brisas del Lago de la Policía de Aragua, resultó muerto tras ser sometido a la fuerza por varios maleantes desconocidos con un arma de fuego, con el objetivo de despojarlo de su armamento de reglamento y demás cosas personales.

También te puede interesar: Murió sujeto al enfrentarse a una comisión del Cicpc

Imagen referencial

El hecho ocurrió aproximadamente a las 7:00 de la noche del pasado sábado en la calle Uribante del barrio Brisas del Lago, específicamente frente a la casa número 48-A, de la parroquia Los Tacarigua, municipio Girardot.


Máximo Ramón Guillén Caray, funcionario de la PA, muerto

De acuerdo con la información suministrada, Máximo Ramón Guillén Caray, de 47 años de edad, quien iba a bordo de su vehículo marca Chevrolet, modelo Malibú, color vinotinto y al estacionarse en la mencionada dirección, fue sorprendido por varios hombres armados.

Trascendió que los antisociales llegaron inesperadamente en una camioneta modelo Hilux, marca Toyota, color gris y en una motocicleta negra, se acercaron hasta donde estaba el efectivo, lo bajaron del carro y sin mediar palabras le propinaron al menos nueve disparos en la cabeza, dejándolo tendido en la capa asfáltica en medio de un charco de sangre.

Una vez cometido el crimen, los hampones tomaron el arma de Guillén Caray, con la que también le dispararon, para después darse rápidamente a la fuga.

Erika Morón, esposa de la víctima

Por su parte, Erika Morón, esposa de la víctima, expresó a los periodistas que supareja había salido de su casa ubicada en la urbanización Araguaney en Palo Negro, con destino a la comisaría de Brisas del Lago, ya que iba a cambiarse, porque tenía guardia a propósito del operativo de Semana Santa.

De igual forma, se conoció que desde la noche del sábado y durante todo el día del domingo, los funcionarios de la PA estuvieron realizando un despliegue por el sector, con el objetivo de dar con los autores materiales del homicidio. Vale resaltar que el oficial tenía 29 años de servicio y padre de dos hijos.

Asimismo, se informó que a través de los retratos hablados se tienen pistas de los homicidas, teniendo como referencia que presuntamente uno de ellos tiene un tatuaje en el brazo izquierdo, por lo que se espera que el transcurso de las próximas horas se dé con la captura de los responsables.

Por lo tanto, las unidades de Homicidios del estado Aragua realizan una serie de labores atinentes al caso para orientar las investigaciones que conduzcan al paradero de los sospechosos.

JANINE OJEDA | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...