5 trucos para tener multiorgasmos

Algunas mujeres tardan años, incluso décadas, en descubrir cómo alcanzar el orgasmo durante sus relaciones sexuales. Puede ser desalentador darse cuenta de que quizás no solo estás teniendo uno sino que te estás perdiendo ser multiorgásmica.  No te estreses, conseguirlo es posible. Hay algunos trucos que pueden hacer más fácil la ardua tarea de conseguirlo.

También te puede interesar: Las 5 fantasías sexuales que tienen los hombres y que nunca confiesan

Imagen referencial

El órgano femenino es un auténtico iceberg y lo que desde fuera se consigue vislumbrar es la pequeña punta, en concreto lo que se conoce como el glande del clítoris.

Las terminaciones nerviosas se encuentran muy concentradas en la cabeza, la menor caricia se nota y la estimulación, por tanto, resulta más efectiva a través de variaciones muy sutiles, en comparación con otras soluciones como aumentar la presión.

No es fácil de lograr

Rachel Carlton Abrams, coautora de ‘The Multi-Orgasmic Woman’, explicó a ‘Cosmopolitan’ que “las mujeres están hechas para tener orgasmos múltiples porque no toman un descanso como los hombres. Aunque ya lo sabes, los cuerpos femeninos son increíbles”. Solo por ser capaces de hacerlo no significa que siempre lo deseen. Si por alguna razón, no has logrado tener esa sensación tan placentera, no te preocupes, no estás sola, a muchas mujeres les pasa.

 

La clave para tener un orgasmo es asegurarse de que tu cuerpo esté de humor. La única forma de hacerlo es tener claro que estás muy excitada. En lugar de saltar directamente a la penetración, ayuda a tu pareja a reducir la velocidad de los acontecimientos.

La importancia de los preliminares en las relaciones sexuales es de sobra conocido. Tenemos numerosos estudios y referencias de profesionales que evidencian que las mujeres necesitan juegos previos, caricias y charla antes de practicar el coito para que sea satisfactorio. Los hombres se excitan tan rápido como la luz, pero se necesita tiempo para que las mujeres se pongan a tono, de ahí la importancia de los comúnmente obviados juegos.

Toma un descanso

Lo que pasa con los orgasmos múltiples es que tenerlos lleva un tiempo. Es probable que no tengas dos o tres en un ‘affaire’ de una noche (aunque nunca se sabe). Debes tomarte un descanso para estimularte y concentrarte en tu pareja, ya habrá tiempo de luego de volver a ti. Cambia y dale a tu cuerpo algo de espacio para entrar realmente en el tema. No tengas prisa en conseguirlo; quizá esta vez no sea la adecuada, pero sí la siguiente. Poco a poco, Roma no se construyó en un día.

Ayúdate si es necesario

Dado que algunas mujeres no aprenden a estimularse hasta que pasa mucho tiempo, es realmente poco realista esperar que tu pareja sepa exactamente lo que te gusta. Después de unas cuantas veces juntos en la cama, deberíais saberlo más o menos (hablar sobre tus gustos en la cama es esencial), pero incluso cuando piensan que son profesionales, es posible que no sean ellos quienes te provocan el orgasmo. No tengas miedo de tocarte durante las relaciones sexuales, de introducir un juguete sexual o cualquier otra cosa que tengas en el cajón de la mesita de noche para ayudarte. Hacer que funcione está en tu mano.

No te preocupes demasiado

Si eres una persona competitiva y te has empeñado en tener tantos orgasmos como sea posible, no queremos desilusionarte, pero lo estás haciendo mal. Esto debe ser divertido. Es un maratón, no un ‘sprint’. Cuanto más te concentres en el orgasmo, menos posibilidades tendrás de lograrlo. ¡Deja las preocupaciones de lado y disfruta! Es un viaje largo en el que pasárselo bien es lo importante. “Lo importante no es ganar, sino participar”, dirían nuestras madres.

Adopta las posiciones correctas

Es posible que tengas una posición preferida en la que te masturbes y llegues al clímax y que luego durante el sexo en pareja, lo hagas por todas partes. Para tener orgasmos múltiples, querrás estimular el clítoris casi todo el tiempo. Prueba el estilo perrito o una posición en la que ella esté arriba para que su “botón”, de una forma u otra siempre tenga acción. De esta manera, estás dando más oportunidades de conseguirlo varias veces seguidas.

Quizá tu problema (uno de tantos) reside en que no practicas la postura sexual correcta. Aquella que le brindará a ella el mejor y mayor orgasmo de su vida. Como en todo, hay que empezar con la técnica para acabar dominando la práctica.

Fuente: El Confidencial

Loading...