Fallecieron en un enfrentamiento funcionario policial y su victimario

Loading...

Un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana, adscrito a la Redip central del país, con sede en Santa Rosa, en la ciudad de Maracay, murió tras sostener un enfrentamiento con dos delincuentes que pretendieron despojarle el arma de reglamento.

El hecho se registró aproximadamente a las 8:30 de la noche del miércoles pasado en la calle 24 de Junio en Santa Rita, municipio Francisco Linares Alcántara.

Kevin Jacome Álvarez, funcionario muerto en Santa Rita

Se indicó que oficial agregado Kevin Jacome Álvarez, de 25 años de edad, entregó su guardia y se trasladó a su residencia en Santa Rita, con la intención de atender a su hijo que estaba enfermito.

A la altura de la cancha deportiva, en la calle 24 de Junio, dos hombres le salieron al paso con la intención de robarlo y en ese instante, Álvarez, aprovechando sus conocimientos en materia policial, desenfundó su arma de fuego tratando de frustrar la acción delictiva.

Sin embargo, uno de los ladrones accionó su arma de fuego e hizo blanco en la humanidad del policía, quien valientemente logró impactar a su agresor que cayó muerto en el pavimento. Se trataba de Bryan Daniel Inciarte Moro, de 19 años de edad.

Su compinche aprovechó el momento para huir del lugar a toda velocidad en una moto.
Seguidamente acudieron funcionarios de la Policía de Aragua, quienes trasladaron al oficial jefe hasta el Hospital de La Ovallera y después al Hospital Central de Maracay, muriendo a las 10:47 minutos de la noche.

Al lugar se presentaron funcionarios de la División de Investigaciones de Homicidios del estado Aragua, iniciando las averiguaciones de rigor y tomando declaraciones de testigos. El delincuente que huyó del sitio ya fue identificado a través de su respectivo apodo y en las próximas horas tendrá que rendir cuentas ante la justicia aragüeña.

El caso se orienta por buen camino, señaló una fuente ligada a las pesquisas del hecho. Por su parte, los familiares del gendarme señalaron que el ciudadano tenía cinco años trabajando para la institución policial y al momento de ser sorprendido por los ladrones, se dirigía a su casa. Pidieron que el crimen no vaya a quedar impune.
LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
foto | FAUSTINO PÉREZ

Loading...