Lo asesinaron luego de bajarlo de una camioneta de pasajeros

Yusneidy Ruiz, quien acudió en la mañana de ayer a la Morgue de Caña de Azúcar a retirar el cadáver de su esposo para darle cristiana sepultura, denunció “que mi pareja salió de la casa, luego se dirigió a la parada, seguidamente abordó una de las unidades con destino a Caracas, y cuando pasaba por una alcabala, los militares allí apostados lo bajaron del colectivo”.
Imagen referencial

También te puede interesar: Acribillaron a joven en Campo Alegre y a otro en La Pedrera

Eso ocurrió en horas de la madrugada del jueves, y en la noche ya estaba muerto. “¿Cómo se explica ese asunto?”, se preguntó la joven.

“No creo en la tesis del enfrentamiento”, comentó. “A mi compañero, identificado como José Gregorio Colorado Sarria, de 20 años de edad, lo bajaron de la camioneta cuando pasaba por Santa María de Ipire, y posteriormente lo mataron en un sector de Las Peñitas, en Urdaneta”.

“De la relación amorosa, procreamos dos hijos y ahora ellos preguntan a diario por su padre sin poderles decir qué pasó con su papá”, dijo.

 

José Gregorio Colorado Sarria, muerto

Colorado Sarria no era ningún delincuente o azote de barrio, trabajaba en la actividad comercial. “Comprábamos la carne en esos pueblos del sur de Aragua y el producto se vendía en Caracas, especialmente en El Hatillo, era el único medio de sustento para nuestra familia en medio de la crisis que estamos viviendo los venezolanos”, dijo.

“Ahora yo quedo sola, asumiendo responsabilidades y tener que dejar a mis chamos solos para conseguir la papa, producto de una actuación fuera de lugar de parte de ciertos funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana”, adicionó la declarante.

Finalizó diciendo lo siguiente: “Como madre de familia, solicito que mi entreguen el cadáver para darle cristiana sepultura. Ya no puedo hacer nada por revivirlo y seguir hacia delante en medio de las dificultades”.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...