Con disparos de FAL asesinaron a dos hombres en San Mateo

Dos hombres que acababan de salir de los calabozos de la Policía Nacional Bolivariana, donde estuvieron presos por el delito de robo a mano armada, previsto y sancionado en el Código Penal Venezolano, fueron ajusticiados con disparos de FAL y pistolas automáticas durante la noche del viernes pasado.

Los homicidas utilizaron armamento de guerra para ejecutar a sus enemigos

El crimen ocurrió en la primera calle del sector Negra Hipólita del barrio Flores en San Mateo, municipio Bolívar. Las víctimas de ese hecho de sangre respondían a los nombres de Daniel Alejandro Jaramillo Pereira (26) y Yey Asunción Cañas Simoza, de 43 años de edad.

Según versión de los allegados a los familiares, ambos hombres eran grandes amigos, aparentemente desde la infancia. Daniel Jaramillo residía en el mencionado sector, trabajaba de obrero de la construcción y era padre de dos hijos, mientras que Yey Asunción habitaba en la calle 5. Actualmente esperaba a su primer hijo y trabajaba de albañil.

Yey Asunción Cañas Simoza, muerto a tiros

En la noche del viernes, los individuos salieron a disfrutar y compartir unos tragos con unos amigos del barrio, ya que tenían tiempo que no se veían. Al promediarse las 11:00 de la noche, “Danielito” y “Yeisito”, conocidos así en la comunidad, fueron sorprendidos por ráfagas de disparos provenientes de un vehículo en marcha.

Los extraños visitantes dispararon a sus enemigos con pistolas automáticas y fusiles, y los cadáveres quedaron tendidos en el pavimento a unos tres metros aproximadamente de distancia, uno del otro.

Los cuerpos presentaron múltiples heridas, y uno de ellos, a Yey, se le observó exposición de la masa encefálica en un acto que podía guardar relación con un ajuste de cuentas o venganza por algo que hicieron esas personas en San Mateo, en el municipio Bolívar.

Los cadáveres quedaron a una distancia de tres metros aproximadamente uno del otro

Los familiares y los vecinos no ofrecieron declaraciones sobre lo ocurrido la noche del viernes a los reporteros. Lo único que respondían era lo siguiente: “No somos del sector”, “desconozco las circunstancias del suceso”, “pregúntele a la policía”. Frases así se repitieron entre los curiosos. Se les observó el miedo en sus rostros.

Poco después acudieron comisiones de la Policía de San Mateo y funcionarios de la División de Homicidios del estado Aragua, colectando las evidencias de interés criminalístico y tomando declaraciones a medias de los dolientes.

En el transcurrir de las horas, se tuvo información a través de una fuente ligada a las pesquisas, que los sujetos fallecidos en ese hecho de sangre habían salido de los calabozos de la Policía Nacional Bolivariana por el delito de robo agravado.

Los mataron en un acto que está aún por determinarse, y figuran como principales sospechosos los miembros de una poderosa banda de criminales que mantienen en acecho a los habitantes del municipio Bolívar, conocida en los bajos fondos como “El Pedrito”.

Ese grupo recientemente asesinó a una niña y su progenitor, mientras que la madre resultó herida en un tiroteo ocurrido en horas de la madrugada en San Mateo. Por lo tanto, comisiones del Cicpc intensifican las investigaciones para dar con la captura de los homicidas, dijo la fuente.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...