Un 60% de profesionales ha abandonado las casas de estudio

Loading...

Los diversos problemas económicos y políticos por los cuales estamos atravesando los venezolanos son una realidad que golpea duramente al sector universitario del país, y es que a diario los alumnos de las diferentes casas de estudios deben hacer maromas para poder asistir a las aulas de clases.


La escasez de efectivo, la poca presencia de transporte público, el alto costo de los materiales de papelería y las dificultades que se presentan en cuanto a la alimentación son las principales causas de esta crisis estudiantil.

 

Niuman Páez, presidente encargado de la Asociación de Profesores de la UPEL de Maracay

En este sentido, el profesor Niuman Páez, presidente encargado de la Asociación de Profesores de la Universidad Pedagógica Libertador de Maracay, catalogó la condición actual en cuanto a la matrícula estudiantil como crítica, “los estudiantes no tienen una forma de mantenerse económicamente, por esa razón son los más débiles, por la situación del país y también los problemas internos de la universidad son la causa principal de este ausentismo”, dijo.

De igual forma, detalló que la falta de un comedor universitario influye en que los estudiantes no acudan a las aulas; “tenemos información de que el comedor empezará a funcionar pronto, lo que podría paliar un poco la situación actual, pero la falta de becas y servicio médico es otra coyuntura que incrementa la deserción universitaria, muchos alumnos que tengan clases todo el día muchas veces no se pueden quedar hasta la tarde por no tener dónde comer, lo que ha llevado a la merma de la matrícula, aunque la última vez se logró un ingreso de 800 estudiantes”.

Por otra parte, destacó que en cuanto a los profesores y trabajadores también se presenta una situación grave, “algunos de ellos son llamados del extranjero y se entiende, ya que todos andamos buscando nuestra superación económica, muchos no se quieren ir, pero lo más importante es ejercer la profesión que estudiaron”.

Además indicó que se maneja una cifra de un 60% de profesionales que han renunciado o solicitado permisos, “nunca antes se había visto tanta renuncia en la universidad, a todas las especiales fuera del país les están ofreciendo mejores ingresos, pero las áreas aplicadas como biología, física, química, inglés, educación especial y matemática son las que representan más demanda, ya que los profesores son personas preparadas que aquí no son valoradas, Venezuela posee profesionales de calidad y sé que en un futuro vamos a recuperar el recinto universitario, así como rescataremos el país”.

HABLAN LOS DOCENTES

Illich Sánchez, profesor de Filosofía, manifestó que la ausencia de los estudiantes se

Illich Sánchez, profesor de Filosofía

evidencia en el número de matriculados de cada asignatura, “en los salones de clases de 18 estudiantes, muchas veces solo asisten 3 y esto es producto de la falta de servicios universitarios como el comedor escolar, el costo de cada copia, muchos deben acudir a Internet por el precio tan alto de los libros, es por esto que los profesores debemos crear otros mecanismos para poder transmitir los conocimientos a los alumnos, como por ejemplo la utilización del blog”.

Asimismo, indicó que el sistema educativo se encuentra más afectado, ya que los futuros bachilleres no desean estudiar para ser maestros, “la mayoría de los jóvenes se van del país sin título universitario y por esa razón terminamos siendo los profesionales que están en el exterior trabajando de mesoneros o barrenderos, y es que la mayoría de los graduados debe tener un trabajo extra para mantenerse o mejor dicho, para sobrevivir”.

Finalmente, Sánchez resaltó que lo más importante es mantener viva la esperanza y apostar por el futuro, “así asistan dos alumnos a las aulas de clases siempre valdrá la pena asistir, es preferible tener un salón vacío por el éxodo que por la delincuencia, debemos pensar en que los problemas por los que estamos atravesando pronto serán resueltos y tendremos mejor calidad de vida”.

MÓNICA GOITIA | elsiglo
fotos | JUAN CARLOS BENÍTEZ

Loading...