Así se imagina BMW el futuro del carro autónomo

Loading...
Si pensaban que el Mobile World Congress 2018 que se está celebrando estos días en la ciudad de Barcelona (España) es solamente cosa de celulares, entonces estaban equivocados. El fabricante alemán de automóviles BMW ha mostrado durante la feria su concepto del coche autónomo del futuro, BMW Personal CoPilot.
Imagen referencial

También te puede interesar: Apple planea lanzar tres nuevos iPhone en 2018

En una zona de demo ubicada dentro del recinto del MWC, BMW ha estado llevando a cabo demostraciones de su concepto de coche autónomo BMW Personal CoPilot.

Pero el objetivo de la demostración de BMW no es presumir de conducción autónoma, sino algo que va mucho más allá de eso: la compañía ha querido mostrar su visión del coche autónomo del futuro, y para ello ha montado un escenario en el que muchos han podido vivir la experiencia de pedir desde tener un coche autónomo.

Es un concepto que de alguna manera refleja un futuro que no está tan lejos como podrían pensar. En esta experiencia, BMW ha organizado una simulación que comienza con el ejemplo de que tú, como usuario, te encuentras a la salida de un centro comercial y deseas volver a casa en auto.

A través de una app en el móvil, puedes pedir que el carro venga a buscarte hasta donde estés. Aquí el concepto ya de por sí abre la puerta a todo un abanico de alternativas: podría ser tu propio carro el que venga a buscarte o, viendo cómo de rápido está cambiando el transporte en las grandes ciudades, quizás incluso sería un carro autónomo de carsharing el que viniera hasta ti bajo demanda.

Una vez el vehículo está delante de ti (en lo que tarda en llegar, desde la aplicación puedes ver en todo momento a qué distancia está y cuánto va a tardar en llegar, al más puro estilo de las aplicaciones para pedir un taxi desde el móvil), llega el momento de subirte a bordo.

En su concepto, BMW propone un sistema en el que el coche incorpora una pantalla táctil en una de sus ventanas (al más puro estilo de películas como Demolition Man (1993)).

En esta pantalla, un mensaje te da la bienvenida por tu nombre y te pide que pulses el dedo para desbloquear el acceso al vehículo. Al volante, recordemos, no hay absolutamente nadie: el carro habrá llegado hasta ti por él mismo.

Para esto sirve precisamente el Mobile World Congress: para conocer lo que está por venir en el futuro, y también para poner las pilas a los demás implicados del sector para que sean conscientes de la revolución que está por venir no solamente en el mundo del motor, sino en todos los aspectos de nuestras vidas.

Fuente: Globovisión

Loading...