Avisaíl García se reportó a los campos de entrenamientos

El jardinero derecho de los Medias Blancas de Chicago se presentó temprano a los entrenamientos de primavera para lidiar con su arbitraje salarial, en el que salió victorioso.

Imagen referencial

Como ya estaba en Arizona, el venezolano se quedó para ponerse a trabajar extra.

“No ha cambiado nada. Sigo con mis ejercicios, mis rutinas. Tengo la fe de que no sufriré con las lesiones”, dijo García el lunes en el primer día de entrenamientos de todo el equipo en su base de pretemporada en el Camelback Ranch. “Tenemos juego (el viernes), así que tengo que estar listo”.

Con 26 años, García viene de la mejor temporada de su carrera. Bateó para .330 con 18 jonrones y 80 impulsadas. Solo su compatriota José Altuve, el Jugador Más Valioso, logró un porcentaje de bateo más alto en la Liga Americana.

Y el panel de arbitraje falló a su favor el miércoles pasado. García recibirá un aumento de 6,7 millones de dólares tras cobrar 3 millones en 2017.

“Quedé contento”, dijo García sobre su victoria en el arbitraje. “A nadie le gusta el proceso, pero es parte del negocio”.

Parte de su éxito la pasada temporada fue atribuido a que llegó en mejores condiciones físicas al campamento primaveral. Rebajó 18 libras con una combinación de ejercicios y una dieta en la que dejó la carne para consumir más pescado.

García dijo que mantuvo la rutina, y que aspira rendir mucho más esta temporada.

“Quiero superarme, tener mejores números cada año”, indicó. “Tengo que exigirme”.

Desde que llegó procedente de los Tigres de Detroit en 2013, García fue señalado como un futuro pilar. Pero las lesiones y malas rachas le habían frenado hasta la pasada campaña.

El manager Rick Rentería, en su segundo año al frente de los Medias Blancas tras una campaña como coach de banca con Robin Ventura, ha notado el cambio en García.

“Creo que todo el mundo esperaba que en algún momento eso iba a pasar”, dijo Rentería sobre la irrupción de García.

“Ha llegado al campamento rebosando confianza y sus rutinas siguen iguales. Debe seguir en la misma línea. Dejar que los números salgan solos y confiar en el trabajo que hace, y así tendrá la oportunidad de seguir produciendo bien y con buenos resultados”.

(Lea también:El Barcelona rescató un empate en Londres)

García, por su parte, nunca perdió la fe sobre su capacidad, pese a que empezó la pasada temporada con un promedio de .258.

“Nunca dejé de creer”, dijo. “Me sacrifiqué bastante, jugando duro todos los días”.

Como dijo Rentería, García repitió su rutina de preparación tras su mejor campaña. Dice que ahora pesa 251 libras, de las 258 hace justo un año.

“Bajé siete libre más. No me canso tan rápido. Me siento mejor, duermo mejor, todo”.

García y el primera base cubano José Abreu siguen sonando en rumores de cambio, con los Medias Blancas interesados por adquirir jugadores más jóvenes. Nada se ha materializado y, como hizo con el arbitraje, García no deja que ello afecte su preparación.

“Son cosas que no me preocupan”, indicó.

¿Quizás robar más bases como Abreu recién mencionó? Abreu sumó tres robos el año pasado contra los cinco de García.

“Quizás. Si él puede hacerlo, yo también. Ya veremos lo que somos capaces”, dijo García.

Fuente: Lider en Deportes

elsiglocomve elsiglotv

Loading...