La inflación aleja a la gente de las salas de cine

Loading...
Ir al cine se ha convertido en un lujo para la familia debido a los altos costos que manejan los cinemas, no solo de las entradas, sino también en las comidas típicas de una visita de película.
Imagen referencial

Al respecto, Yohelis Ledezma manifestó su preocupación por los altos precios del cine; “vengo entre amigos de vez en cuando y entre todos ponemos algo, de otra forma no podemos; o compramos comida o salimos a divertirnos”, dijo.

Por su parte, Angélica Pineda dijo, “perdí mi trabajo y no puedo venir como lo hacía antes al cine, está muy caro todo y tengo que venir con mis amigos”.

También te puede interesar: El Calvario de La Victoria sumido en problemas

Igualmente, Eduardo Sánchez comentó que “ya no se puede venir con novia, es mejor venir entre amigos porque todo está muy caro y no hay casi gente en los cines”.
Esta situación está generando preocupación entre los padres, quienes lamentan que los jóvenes no puedan disfrutar de una buena película.

Sobre el tema, Mary Bastos aseguró que no puede llevar a su pequeña hija al cine con regularidad porque debe ahorrar al menos 500 mil bolívares para poder complacer a la niña; “todo está costoso, venimos, pero gastamos solo lo necesario” para no perder la tradición de disfrutar de las películas.

JAIME DEL VALLE (pasante) | elsiglo

Loading...