Desayunar con jugo de naranja podría afectar el estómago

Loading...

Un reciente estudio de la Universidad de Princeton se encargó de poner en duda la veracidad acerca de los beneficios de tomar un buen jugo de naranja a primera hora del día. Este es uno de los hábitos más comunes en el mundo, puesto que el sumo de dicho cítrico es sumamente refrescante, gustoso y, además, bastante asequible.

Imagen referencial

Sin embargo, son muchos los casos de malestares ocasionados por la ingesta de esta bebida en el desayuno, comida que, como la mayoría sabe, resulta ser la más importante de todas.

Los científicos decidieron estudiar un poco más los efectos del jugo de naranja en el aparato digestivo y se dieron cuenta de que puede resultar bastante perjudicial si se bebe con el estómago vacío, según información de Informe21.

El jugo que se concentra entre los gajos de este popular fruto contiene altos niveles de fructosa, azúcar de la fruta. Se creía que a esta sustancia le correspondía ser digerida por el hígado, lo que en recientes estudios ha quedado desmentido. Tal parece que es el intestino delgado el que procesa al menos 90% de los azúcares que se consumen.

Lo que ocurre al tomarse un vaso de zumo de naranja sin haber desayunado es que el intestino delgado no puede contener tal componente al estar vacío, y el jugo termina dirigiéndose al intestino grueso. Cuando esto pasa, la fructosa afecta a las llamadas ” “bacterias buenas” o flora intestinal, que no tienen la preparación para recibir azúcar. De allí se generan los síntomas negativos. Estas investigaciones, precisamente, arrojan que el intestino delgado procesa muy bien los azúcares, pero solo después de haber comido.

Al beber un vaso de jugo de naranja después de despertar, o mientras se está desayunando, el estómago aún no está preparado para procesarlo y puede desencadenar efectos como diarrea, hinchazón, distención abdominal y, sobre todo, muchos gases. Esto último en vista de que se supone que en el momento que la fructosa ingresa en el intestino grueso podría fermentarse al entrar en contacto con las bacterias.

¿Es realmente tan rica en fructosa?

Probablemente piense que hay otras frutas con mayor cantidad de fructosa, como los arándanos, las fresas o los albaricoques. Por cada 100 gramos de la parte comestible de la naranja, hay solo tres gramos o menos de fructosa.

Pero otro punto en contra del jugo de naranja es su bajo contenido en fibra. Se dice que un vaso de esta bebida apenas contiene 10% de toda la fibra de la fruta, que, por lo general, queda en sus tejidos naturales. Esto afecta de igual manera el proceso de digestión, del cual la fibra es una estupenda aliada. Es ahí cuando las otras frutas podrían salir ganando.

Lea también: Sencillas formas de acelerar el metabolismo y mejorar tu cuerpo

Además, la preocupación nace precisamente por la popularidad que tiene este jugo. Es así como se descubre lo nociva que podría ser una costumbre generalizada. Por eso, tenga cuidado y controle la cantidad de azúcares que consume en el desayuno.

Fuente: El Imparcial

elsiglo elsiglocomve elsiglotv

Loading...