Beso blanco: 5 riesgos que corres cuando lo practicas

¿Has escuchado hablar del beso blanco? La dinámica consiste en darle sexo oral a tu chico y una vez que haya eyaculado, guardarás el semen dentro de tu boca para después pasárselo con un beso.
Imagen referencial

Aunque el beso blanco es una de las prácticas sexuales más de moda entre las parejas, este puede poner tu salud en peligro. Para ellos, eyacular dentro de la boca de su chica es toda una fantasía sexual que desean hacer realidad y aunque por muchos años se pensó que era una buena opción para tener sexo “seguro”, los expertos en salud alertan de los riesgos que corres al practicarla. ¡Te explicamos!

1. Los fluidos transmiten enfermedades sexuales

Tal como lo sabes y explica también el portal Medline Plus, las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que se transmiten de una persona a otra cuando existe contacto sexual por fluidos. Las causas de las ETS son las bacterias, hongos, parásitos, hongos y virus. Entre las que podrías contagiarte están: clamidia, herpes genital, gonorrea, VIH, sífilis, tricomoniasis, entre muchas otras.

Lo peor de todo es que durante el sexo oral -exista o no semen- es realmente peligroso si se practica sin protección y tu pareja no es un chico en el que confías sexualmente.

La forma en la que te contagias es por medio de alguna herida o abertura en tu boca o labios. Durante el sexo blanco las posibilidades de contraer una ETS están latentes.

2. No es nada cómodo 

¿Conoces a alguien que asegure que es sumamente cómodo? ¡No creo! Tener el semen de tu chico en tu boca mientras lo besas genera arcadas.

3. Te dará dolor de estómago 

El semen no es ninguna sustancia tóxica o peligrosa, incluso tiene algunos beneficios, entre los que mencionamos que es rico en vitaminas, reduce el riesgo de preeclampsia, te da calidad de sueño y hasta que sirve para cocinar, pero a la vez es capaz de provocarte dolores estomacales y náuseas. La razón es porque no es ningún tipo de comida.

4. Arrastra bacterias vaginales 

En otro escenario, si en primera instancia tuviste sexo vaginal y luego tu chico decide acabar en tu boca, su pene portará fluidos de tu zona íntima, lo que hace que el beso blanco te deje aun más expuesta a contraer bacterias.

5. No es nada agradable 

Sé franca, si en alguna oportunidad has probado el sabor del semen, sabrás que no es especialmente agradable ni tan siquiera si tu chico lleva una vida muy saludable en la que come frutas, pues este fluido tiende a tomar el sabor de muchos alimentos que él ingiere. Muchas veces adquiere un sabor agrio o ácido muy desagradable, en ninguno de todos los casos es algo agradable al paladar.

(Lea también:Los nueve beneficios científicos de tener sexo )

Si eres novata en esta práctica y tu pareja te pide que lo hagas, piénsalo bien antes de… Si dices “no”, él tendrá que comprender tu decisión porque al final no lo disfrutarás y obviamente que durante el sexo ambos necesitan sentirse cómodos y satisfechos, de lo contrario alguno definirá al otro como “malo en la cama”.

Fuente: Siempre Mujer

elsiglocomve elsiglotv

Loading...