Calle Santa Teresa de Sabaneta clama por una mano amiga

Loading...
Desde hace más de tres años, muchas son las personas que se han venido quejando por las condiciones en las que se encuentra la calle Santa Teresa de Sabaneta, municipio José Rafael Revenga, espacio de la jurisdicción que por falta de atención luce en el abandono.
La calle Santa Teresa se encuentra sumida en el abandono

Con una visita al mencionado lugar, se corroboró que esta calle de Sabaneta luce invadida de huecos, malos olores y falta de alumbrado, aspectos que afectan de manera directa a los residentes y a los trabajadores de las industrias cercanas, quienes se las ven negras para desenvolverse en la zona.

Gregoria Terán manifestó sentirse en la penumbra debido a la falta de alumbrado

“Aquí vivimos como en la luna, llenos de cráteres, y a oscuras la situación es peor. Es preferible quedarnos en nuestras casas, no por la inseguridad, porque gracias a Dios esto es un lugar tranquilo, sino por el temor a caernos en uno de esos huecos y lastimarnos de alguna manera”, indicó la señora Gregoria Terán.

La situación según los vecinos es preocupante, pues a los problemas se les adiciona la falta de limpieza de uno de las canales de la zona, el cual se encuentra tapada de basura y maleza.

“Estamos en una zozobra constante porque esta canal se encuentra obstruida y cada vez que por alguna razón baja agua por allí el sitio colapsa y como consecuencia se desborda la misma, creándose un gran charco de aguas putrefactas. Nosotros los residentes antes hacíamos labores de limpieza, pero ya no podemos hacerlas, más debido a que no es rentable, por los costos de las bolsas y demás materiales”, señaló Sonia Delgado.

(Lea también:El amor entre parejas y amigos es el protagonista de este día)

Ante estos problemas, los pobladores esperan que en un tiempo no muy lejano el lugar esté totalmente acondicionado, para de esa manera poder tener un mejor desenvolvimiento de su vida diaria.

DANIEL MELLADO | elsiglo
fotos | ENRIQUE SILVA

elsiglocomve elsiglotv

Loading...