Cambio climático: Fenómeno que remató las reservas mundiales de agua

Mucho antes de la sequía en Ciudad del Cabo que podría privar a la urbe sudafricana de agua corriente a partir de mayo, e incluso anteriormente a la entrada en escena del cambio climático, el mundo ya vivía una crisis de este recurso vital.

Las señales de que las reservas de agua dulce peligraban eran evidentes: grandes ríos bloqueados por represas explotados hasta la última gota, capas freáticas milenarias vacías, aguas afectadas por diversos tipos de contaminación…

Pero después de tres años de una sequía histórica, las reservas están a su nivel más bajo y el gobierno sudafricano debió este martes declarar el estado de “desastre nacional”.

También te puede interesar: Grupo de Lima se reúne este martes para tomar medidas ante las elecciones en Venezuela

A escala global, la crisis del agua se perfilaba desde hacía décadas. El Foro Económico Mundial incluye cada año este fenómeno entre las amenazas mundiales potencialmente más graves.

Las capas subterráneas proveen agua potable a al menos la mitad de la humanidad, así como el 40% del agua utilizada para la agricultura. Pero los acuíferos no se llenan tan fácilmente como un depósito. Grandes regiones de África serán particularmente vulnerables a medida que se agrave el cambio climático.

El planeta ya se calentó 1ºC desde la era preindustrial, y podría todavía sumar uno o dos grados. Según los expertos de clima de la ONU (IPCC), con cada grado adicional, alrededor de 7% de la población mundial pierde al menos 20% de sus recursos de agua renovable.

De aquí a 2030, el mundo se enfrentará a un déficit de agua de 40% si no se actúa para limitar el cambio climático. Al mismo tiempo, la demanda mundial aumentará un 55%, bajo la presión de las metrópolis de los países en desarrollo.

“Con el agravamiento del cambio climático, los impactos sobre los recursos de agua también empeorarán”, previene Peter Gleick, climatólogo.

Fuente: Globovisión

Loading...