Reclusos ahorcaron a funcionario policial

Loading...
Un hecho atípico e inusual se escenificó dentro de las instalaciones del comando policial del barrio Arturo Michelena, en la Intercomunal Turmero del municipio Santiago Mariño.

De acuerdo a la información facilitada a los periodistas, reclusos de ese recinto sometieron a un funcionario policial e inmediatamente lo ahorcaron en horas de la madrugada de este miércoles.

La víctima de ese acto inhumano quedó identificada como Cleiber Ramón Carrillo Malave, de 32 años de edad y residenciado en la Urbanización Socialista Arsenal, en la zona oeste de la ciudad de Maracay.

Tenía 12 años dentro de la institución, alcanzando el rango de oficial de la PA, y pertenecía en los actuales momentos a la Brigada Motorizada del Centro de Coordinación Mariño II.

Anteriormente estuvo prestando servicios en La Victoria y en otros comandos. Sus compañeros de armas lo calificaron como una persona muy tranquila y servicial con la comunidad.

También era muy confianzudo y no tenía malicia con nadie. Se informó que a primera hora de la mañana del martes se trasladó a la Estación de Arturo Michelena a recibir su guardia normal.

Entre las atenciones hacia el público y acudiendo a los distintos operativos, transcurrieron las primeras horas de la mañana, tarde y en la noche del martes. Cerca de las 12:00 de la madrugada, Carrillo Malave relevó en la custodia de presos a su compañero de labores e inmediatamente se dirigió a los calabozos, con la intención de verificar que todo estuviera al día.

No obstante, el oficial no regresó a su puesto de mando y a los demás funcionarios, con el pasar de las horas, les pareció sumamente extraño que Cleiber Carrillo no estuviese ahí cumpliendo con sus obligaciones. Serían aproximadamente las 5:30 de la mañana.

Ante ese hecho inusual, se dispararon las alertas de seguridad y sin perder tiempo, los custodios comenzaron a buscarlo por los dormitorios y en los demás departamentos.

Incluso lo llamaron a su teléfono y al no responder, los policías se dirigieron a los calabozos, encontrándose con el oficial colgado en uno de ellos. Seguidamente se percataron de que los cuatro sujetos ahí detenidos no estaban presentes y en la inspección ocular, el personal se dio cuenta de que huyeron por la parte posterior, llevándose la pistola del funcionario.

Se activó un dispositivo de búsqueda en las distintas barriadas del municipio Mariño y en Francisco Linares Alcántara tras la captura de los fugitivos, mientras que una comisión del Eje de Homicidios se desplazó a la sede policial dando inicio a las averiguaciones de rigor, también estuvo presente un representante del Ministerio Público y el comisionado Julio Maldonado, quien no ofreció ninguna declaración a los periodistas.

 

CAYÓ ABATIDO

Pasadas las 10:00 de la mañana de ayer, las comisiones mixtas, pertenecientes a los Centros de Coordinación de Mariño y Linares Alcántara, ubicaron el paradero de uno de los presuntos autores materiales de la muerte del oficial.

Precisamente en la vereda 4 del sector Las Malvinas, en Santa Rita, se enfrentó a los agentes, resultando herido y de inmediato fue trasladado a un centro asistencial, donde falleció a causa de las heridas.

El delincuente fue identificado como Nelson Enrique Ballesteros, de 22 años de edad, conocido con el alias de “El Quemaíto” y estaba preso en el Arturo Michelena por el delito de atraco a mano armada. Se trataba de un azote de barrio de Las Américas.

Se indicó que en el sitio se incautó un arma de fuego, tipo revólver. Al lugar hicieron acto de presencia los investigadores de homicidios del Cicpc.

Mientras tanto, se continuaba con las investigaciones para dar con el paradero del resto de los fugados, se trata de tres malhechores, y asimismo ubicar el paradero de la pistola del oficial Cleiber Carrillo Malave.

Se indicó que a los fugitivos los tienen precisados y al cierre de esta edición se continuaba con los distintos allanamientos. Los homicidas están siendo buscados “hasta debajo de las piedras”.

 

HABLARON LOS FAMILIARES

Aunque se mostraron poco comunicativos con los periodistas, señalaron que el ciudadano trabajó por espacio de 12 años dentro las filas policiales y lo consideraban como una persona sumamente tranquila. No tenía malicia con nadie. Era muy servicial y padre ejemplar.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...