Licking: La técnica para conseguir orgasmos más intensos

La licking, también conocida como perrito vaginal, es una técnica que consiste en contraer la zona perineal y vaginal para que el orgasmo de ambos sea muy, pero muy intenso.
Imagen referencial

Cuando contraes los músculos de tu vagina, de la misma manera que lo haces cuando vas a orinar, harás que tu chico sienta aun más placer y le sea difícil contener las ganas de acabar.

Claro, para conseguirlo no es de la noche a la mañana que lo logras porque necesitas fortalecer la pelvis con ejercicios sencillos, esos famosos ejercicios de Kegel.

Consisten en contraer y relajar el grupo de músculos de tu sistema reproductor durante varias veces al día, en series de 20 repeticiones.

Lo mejor de todo es que tienes la libertad de practicarlos a cualquier hora del día y nadie se dará cuenta de que estás ejercitando tu zona íntima para hacer de tus relaciones sexuales encuentros más excitantes y placenteros.

Otra forma de entender en qué consiste el perrito vaginal es cuando contraes la zona perineal y vaginal de forma automática cuando estás cerca de alcanzar un orgasmo, provocando que el pene -el cual se encuentra dentro de la vagina- se mantenga inmóvil y perciba una caricia similar a la “lamida” de perro. ¡De ahí su singular nombre!

Los orgasmos rejuvenecen 

Si has tenido el privilegio de llegar a un orgasmo, lo sabrás identificar porque tu rostro se pone muy caliente, sientes descargas eléctricas desde el dorso hasta los pies, sientes ganas de orinar, sientes tu vulva pesada e inflamada… en fin, no existe ninguna sensación que pueda describir tan fantástico momento.

(Lea también:Olor vaginal: por qué mi flujo huele mal)

Y pues claro que tendrás razón de disfrutarlos al máximo porque el sexo es capaz de rejuvenecerte hasta 10 años, mejora tu estado de salud y hasta te hace sonreír mucho más, reveló un estudio liderado por el neuropsicólogo David Weeks.

Fuente: Siempre Mujer

elsiglocomve elsiglotv

Loading...