Abatido extorsionador señalado en desplazar a familia en Pantín

Uno de los sujetos vinculados en el secuestro de una ciudadana, hecho ocurrido recientemente en la comunidad de Prados de Paya, parroquia Pedro Arévalo Aponte del municipio Mariño, cayó abatido tras sostener un enfrentamiento con funcionarios de la Subdelegación de Turmero.
                                               Gran despliegue policial se montó en la calle 8 de Pantín

El comisario Armando Vásquez, jefe del despacho de la Policía Científica, manifestó que el suceso se registró a las 12:00 del mediodía de este viernes, cuando se encontraban en la urbanización Pantín investigando el plagio de una dama, en donde aparecen como autores materiales del mismo a “El Toñito”, cabecilla de la banda que lleva su apodo, “El Caballo”, “El Duende”, “El Popeye” y “El Alex”, entre otros maleantes.

Manuel Alexander Perdomo Zuñiga, muerto

Al tener precisado el paradero de unos de los plagiarios, las unidades de investigación se dirigieron a ese sector, con la intención de practicar su arresto y ponerlo en manos de la justicia para que rindiera cuentas sobre sus actuaciones ilícitas.

Sin embargo, el individuo, desde la parte interna de una vivienda signada con el número 10, en la calle 8 del citado conjunto residencial, les hizo frente a los investigadores.

 

En el momento cuando realizaban la planimetría del caso

Ante la situación de peligro, los pesquisas se vieron en la necesidad de hacer uso del armamento, suscitándose luego un enfrentamiento.

En el intercambio de disparos, dijo Vásquez, resultó herido “El Alex”, quien estaba siendo buscado hasta “debajo de las piedras”.

Se trataba de Manuel Alexander Perdomo Zuñiga, quien fungía como lugarteniente de “El Toñito” y además sobrino del cabecilla principal del grupo delictivo.

Se incautó una pistola Zamorana, calibre 9, y otras evidencias de interés criminalístico. Este individuo, junto a sus compinches, bajo amenazas de muerte, desplazó de su residencia a una optometrista.

Comentó que el maleante la obligó a que abandonara la casa, y además dejara en el inmueble todos los “corotos”, los cuales fueron distribuidos en partes iguales entre la organización delictiva. La acción delictiva se consumó hace un año.

Sin embargo, la ciudadana abandonó la residencia y demás cosas que le costaron adquirirla, en medio de su tristeza y molestia. A pesar de las vicisitudes, la agraviada consignó una denuncia en el Cicpc.

Y este viernes, a través de un largo proceso de investigación, “le estamos dando respuesta a la querella, y ahora vamos por el cabecilla”.

De acuerdo a las investigaciones, los líderes negativos de ese bando se dedican a reclutar a jóvenes e incluirlos en su grupo, con la intención de agrandar la banda e incurrir en una serie de delitos.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos |FAUSTINO PÉREZ

Loading...