Usuarios resignados a cancelar 3 mil bolívares de pasaje

Tras el cese del paro del transporte público de las rutas urbanas y suburbanas que se mantuvo por nueve días, nuevamente las paradas de las principales avenidas de Maracay se observaron repletas de usuarios, así como las unidades de las diversas uniones que hacen vida en el municipio Girardot y zonas circunvecinas.
El transporte público nuevamente en las calles

De hecho, en la avenida Bolívar de Maracay se evidenció gran movimiento de camionetas, a pesar de que los transportistas estaban cobrando 3 mil bolívares como tarifa unilateral.

Ante la medida, los usuarios manifestaron su desacuerdo con el incremento, pero se mostraron resignados a realizar ese gasto diario.

Jesús Rojas

Al respecto, Jesús Rojas dijo no estar de acuerdo con el aumento del pasaje del transporte público y agregó que durante el paro prefirió caminar, en vez de abordar las llamadas unidades “piratas” o “improvisadas”.

“Vivo en Campo Alegre y durante el paro todas las diligencias las hacía caminando, no quise montarme en los camiones ni pagar 3 mil bolívares, prefiero pagarles a los autobuses rojos”, dijo.

De igual forma se movilizó María Fernanda Bustamante, quien optó por caminar desde su residencia ubicada en Piñonal; “no estoy de acuerdo con los paros de transporte, pero antes de pagar 3 mil bolívares para montarme en un camión, prefiero pagárselos a los transportistas”, sostuvo.

(Lea también: Muy preocupados están los pacientes renales de Aragua)

Agregó que tiene dos pequeños menores de edad y que se salva de pagar pasajes por ellos, ya que ambos estudian cerca de su casa.

Otra persona que caminó fue Bárbara Conde, quien para poder ir a su casa de estudios prefirió “ir a pie” que abordar las llamadas unidades improvisadas. “Aunque no estoy de acuerdo con el aumento de 3 mil bolívares, prefiero pagarlos que montarme en camiones”, aseguró.

Nitsy Nikoly

Igualmente, Nitsy Nikoly tuvo que trasladarse a los diferentes destinos durante los días del paro caminando y a bordo de camiones. Criticó la medida de los trabajadores del volante de paralizar el servicio, calificándolo de injusto pues, a su juicio, los usuarios no tienen culpa de los problemas que sufren los transportistas.

Por su parte, Francisco Otaiza manifestó su apoyo a los choferes, pues en su condición de padres de familia, también sufren por la inflación que se vive actualmente en el país; “prefiero cancelar 3 mil bolívares que abordar los transportes piratas, a mi edad me puedo fracturar si me caigo”, finalizó diciendo.

ZULEIKA ROSALES | elsiglo
fotos | DENYS SÁNCHEZ

elsiglocomve elsiglotv

Loading...