Dos jóvenes fueron ultimados a tiros en cementerio de Bejuma

Loading...
Durante la inhumación de un pariente en el Cementerio Municipal de Bejuma, dos jóvenes fueron ultimados a tiros por una especie de comando armado para despojarlos de dinero en efectivo.

Quedaron identificados como Antonio José Carmona Carrasquero, de 26 años, y Yorman Enrique Parra Liscano, de 25 años.

El primero tenía fijada su residencia en San Carlos, estado Cojedes, y el segundo en Bejuma. Ambos jóvenes prestaban servicio militar en el Fuerte Paramacay en Naguanagua.

De acuerdo con lo narrado por los familiares de Carmona, alrededor de las 12:00 del mediodía del miércoles, el joven llegó al cementerio acompañado de su amigo para asistir al entierro de un primo, que había sido asesinado en Acarigua.

Durante el acto, se hicieron presentes unos ocho hombres portando armas cortas y largas, tres de ellos con los rostros cubiertos.

Al momento ordenaron a los presentes que se quedaran quietos, pero a pesar de ello, muchos huyeron del lugar, quedando solo los dos amigos.

Uno de los maleantes ordenó a Carmona que se despojara de un bolso que llevaba y en el que guardaba cierta cantidad de dinero, producto de la venta de un maíz.

Los maleantes golpearon con las armas a ambos jóvenes y por último les dispararon hasta causarles la muerte. Presuntamente los sujetos son de las invasiones cercanas al cementerio, donde no hay vigilancia policial.

Los familiares de Carmona dijeron que el muchacho tenía una parcela en San Carlos, donde habitaba con la esposa y sus dos pequeños hijos y la asistía con su progenitor en su tiempo libre, es decir, cuando le daban permiso.

Agregaron que en la parcela sembraba maíz, el cual llevaba a Bejuma para la venta y el dinero que le robaron era producto de esa venta.

OTROS CASOS

Tras varios días de agonía, falleció el oficial de la Policía de Valencia Jhonatan Alexander Santeliz Aguirre, de 27 años.

El funcionario era investigado por la muerte de dos personas durante una fiesta el domingo en el barrio El Combate, al sur de Valencia.

Para ese entonces, el oficial, luego de ingerir licor, al parecer se puso pesado y comenzó a manipular su arma de reglamento, lo cual molestó a los presentes que trataron de sacarlo de la fiesta.

Supuestamente eso lo enfureció y desde las afueras de la casa habría efectuado varios disparos, alcanzando a Enyer Jesús Polanco, de 29 años, y Jhon Alberto Orozco, quienes murieron por las heridas. En el hecho una tercera persona habría resultado herida.

(Lea también:Abatidos cuatro delincuentes en enfrentamientos con organismos de seguridad)

Luego de cometido el hecho, al oficial habrían intentado lincharlo, por lo que recibió varios golpes y fue necesario recluirlo en la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera, donde falleció el miércoles.

Fuentes policiales revelaron que el funcionario fue despojado del arma de reglamento, supuestamente por otro funcionario que presuntamente lo acompañó a la fiesta.

Trascendió que en el lugar se había producido una riña y Santeliz, al verse rodeado y en peligro, optó por desenfundar su pistola y disparar.

En otro suceso, falleció un interno del penal de Tocuyito, identificado como Franklin Rojas, de 24 años. Al recluso lo asesinaron con arma de fuego.

Mientras que Asdrúbal Barrios murió en la CHET, a consecuencia de heridas por disparo de arma de fuego.

Ángel Guillermo Bolívar Ceballos murió en la CHET, tras resultar herido de bala cuando estaba en un sector del municipio San Joaquín.

MÉLIDA ESCALA | elsiglo-Valencia

elsiglocomve elsiglotv

Loading...