ONU ratifica que la vía judicial es lo mejor para Venezuela y Guyana

La ONU defendió este miércoles su decisión de remitir a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la disputa territorial entre Venezuela y Guyana y subrayó que la vía judicial es la mejor para los dos países.

“El secretario general cree que lo más beneficioso para las dos partes, con el fin de resolver la controversia fronteriza, es que empleen una solución judicial”, dijo a un portavoz de la organización.

Por ello, el jefe de Naciones Unidas, António Guterres, anunció este martes que dejará el caso en manos de la CIJ, al considerar que no se han logrado avances significativos por la vía de las negociaciones.

La decisión no ha gustado a Venezuela, cuyo canciller, Jorge Arreaza, dijo que Caracas ve la “negociación política” como “único camino para alcanzar la solución pacífica, práctica y satisfactoria para ambas partes en favor de nuestros pueblos”.

Naciones Unidas no quiso responder directamente a esos comentarios, pero recalcó que cree que la vía judicial es la mejor para los dos países y por eso Guterres ha elegido a la CIJ.

(Lea también:General Alberto Mejía dice que el ELN está reclutando venezolanos en sus filas)

“Al mismo tiempo, hay mucho más en la relación bilateral entre Guyana y Venezuela que su controversia fronteriza. Estos otros asuntos se beneficiarían de la continuación del diálogo, y el secretario general está comprometido a acompañarlos con ese fin”, dijo el portavoz.

La decisión de Guterres llegó después de que su antecesor, Ban Ki-moon, decidiese en 2016 reforzar el proceso de buenos oficios que la organización mantiene desde 1990 para tratar de cerrar la cuestión del Esequibo.

Entonces, Ban anunció ya que si para finales de 2017 no había avances significativos, el asunto se llevaría ante la Corte con sede en La Haya.

Durante los últimos meses Venezuela y Guyana han mantenido varias rondas de conversaciones bajo mediación de la ONU, pero no han logrado un acuerdo.

La región del Esequibo está bajo mediación de la ONU desde la firma del Acuerdo de Ginebra en 1966, pero la disputa territorial se agudizó en los últimos años después de que la estadounidense Exxon Mobil descubriera yacimientos de petróleo en aguas en la zona del litigio.

El Gobierno de Venezuela emitió en la misma época un decreto presidencial que dictaba una orden administrativa de defensa del país, con una demarcación que incluía como propias todas las aguas del Atlántico frente a la costa de Esequibo.

El decreto presidencial venezolano generó el rechazo del Gobierno guyanés y disparó la tensión entre las dos partes.

La región del Esequibo abarca un área de unos 160.000 kilómetros cuadrados, lo que supone las tres cuartas partes del territorio de Guyana.

En el Acuerdo de Ginebra, los dos países dieron al secretario general de la ONU la responsabilidad de elegir un medio para la resolución pacífica de la cuestión y la posibilidad de, si este no tenía éxito, buscar otra vía.

Fuente: Globovisión/EFE

Loading...