Yadam Guevara, el maracayero estrella del reality Nouvelle Star

Loading...
La historia de Yadam Guevara, el venezolano que logró el segundo lugar en el reality francés Nouvelle Star, bien podría ser motivo para un musical, con muchos matices, tristezas, ritmos, pero siempre con una enorme sonrisa en su desenlace.

Conversamos con este maracayero que hoy es una estrella en territorio galo, inmerso en una agenda de mañana de estudios, tardes de grabaciones y noches de canciones, además de revisión de propuestas y planes, todo muy complejo y lógico, pues el siguiente paso debe ser dado con firmeza, llenando las expectativas de sus fans que esperan ansiosamente su primer promocional o su CD debut, ya que Yadam acudió a una final competida y emocionante, con la venía total de los franceses, quienes se enamoraron de su historia.

Hace 8 meses yo grababa videos en mi cuarto y ahora estoy en un estudio en Paris. No sé que pasó (Risas). Nunca pensé que al llegar a Francia un concurso me llevara a otro y que me permitiera cumplir un sueño de infancia. Llegué de estudiante y ahora soy un artista, y ahora trabajo con personalidades que yo admiraba. Yo me siento una persona normal que vive una vida de artista, es raro, un poco surrealista, pero genial, estoy muy agradecido- nos comenta, gentil, apasionado y con una carga inspiradora que contagia.

¿Qué es lo más surrealista que te ha pasado?

-Yo diría que el hecho que Cœur de Pirate quien fue jurado del show, y es una artista que yo fanatizo desde niño, ahora es una persona con la que voy a estar escribiendo canciones. Para ella es normal, pero para mí no. Qué es esto, si yo soy fan tuyo, como me vas a decir tu que tu eres mi fan.

¿CASUALITÉ?

Como se sabe, Yadam llegó a Francia a representar a la Alianza Francesa Venezolana en un concurso de canto, una vez allá, decidió optar a un puesto en NouvelleStar. De 20 mil candidatos clasificó entre los 400 privilegiados, y finalmente se midió con 12 participantes.

Ahora Yadam dedica las mañanas a estudiar en una preparatoria de francés para acceder a estudios universitarios. Siempre estuvo interesado en las Relaciones Internacionales, carrera que cursaba en Venezuela, sin embargo el mundo de la comunicación y la televisión le está llamando poderosamente la atención, nos confiesa, a tal punto que le aportaba ideas a la producción de Nouvelle Star.

¿Cómo nació esa afinidad con lo francés?

Mi abuelo, era militar de la embajada de Venezuela en Francia en la década de los ochenta, y por eso yo de niño en el supermercado escuchaba mamá que me decía frases en francés, y me decía cosas pequeñas como no toques en francés que me fueron interesando. También viví fuera de Venezuela, en Estados Unidos, 8 o 7 años y regresé porque fue difícil mantenerme allá porque mi mamá es madre soltera y mi hermano es autista, entonces pensé que no iba a poder cumplir lo que tenia ambicionado. Yo me dije tengo que viajar algún día y me puse a aprender idiomas y comencé con el francés por las historias de mi mamá y los libros que había en casa, eso me fue atrayendo hacia Francia.

Yadam puede hablar “más o menos” seis idiomas. Sabía que su biografía no estaría completa si no lograba estar en un gran concurso internacional de canto y que la música fuera el séptimo idioma para hacerse sentir. Al cuento le restan muchos capítulos, pero uno en mayúsculas, será cuando logre llevarse a su morocho autista y a su madre a vivir con él.

– Estoy trabajando para que estén conmigo. Ya Air France se conmovió con mi historia y decidió darle pasajes a mama y mi hermano para que estuvieran en la final de la competencia, pasé la navidad con ellos en Francia, es lo mejor que me ha ocurrido.

FAMILIA Y CARIÑO

-Mi hermano es morenito, somos morochos, nacimos con dos minutos de diferencia. Yo soy Yadam Andrés y el es Yadam Alejandro, es flaquito y morenito, yo soy más grande, medio gordito y blanco. El es autista y parte de lo que soy es por lo rápido que tuve que madurar para cuidar a mi hermano mientras mi mamá trabajaba, así me fui formando- se extiende, al abordar el tema familiar.

-Estoy feliz de darle tranquilidad a mi mama, pues ella sola se ha esforzado, aunque con apoyo de familia. ¡Cómo la admiro, por ella estoy donde estoy!. Lo que me ha ocurrido me permitió ver el fruto de su trabajo. Ya ella puede descansar de tantos años soltera con dos hijos y uno autista… La vida da vueltas y este es nuestro momento- enfatiza, aclarando que siempre hay momento para su familia, así tenga una vida tan complicada.

¿Y la música fue puente para comunicarte con tu hermano?

-Es algo que corre por nuestra sangre, yo me crie diferente por tener un hermano autista, yo lo entiendo aunque muchos no lo hagan, siempre lloro, porque mi hermano pese a sus diferencias, sueña con estar en un escenario, ir a Disney, él se pone a cantar y canta hermoso y no por su voz sino por su emoción, es tranquilidad, por eso mis canciones van a ser super diferentes, yo tengo un estilo mucho más venezolano, con nuestras metáforas, nuestra espiritualidad, lo que suena del alma, eso es lo que quiero hacer en francés, con cosas en inglés y en español y con alma venezolana, un alma que se exprime y se abre, no hablar de peleas con novias, o relaciones, va a ser mucho más que eso.

BANDA SONORA

¿Tienes disco en agenda o tema promocional, como va todo en ese sentido?

-No puedo oficializar. Estoy en conversaciones con muchísimas personas pero debo tomarme el tiempo para decidir bien, estoy en estudio, hay artistas que quieren trabajar conmigo, estamos viendo por donde arrancamos, aún está muy fresco. Estoy todos los días en reuniones. La meta no es solo encerrarme en Francia, recién comienzo donde se me dio la oportunidad y al país al que el debo mi nacimiento artístico, pero también quiero regarme por diferentes lados. No sé hasta dónde voy a llegar- asevera, poco antes de recordar que su vida ha sido de constantes cambios.

-Nunca he estado en un mismo lugar por más de dos años… No sé cuál es mi misión en la vida, aunque ahora cuando escribo canciones, le dedico una a eso de ser “nómada”. Pensé en esa palabra porque dice quien es Yadam y baso uno esos temas en una leyenda azteca. Ellos buscaban siempre donde establecerse y buscaban el águila que se posaría encima de un cactus y esa era el lugar buscado. Yo sigo buscando esa águila. Espero que ese tema sea el primer promocional.

“AÚN NO SUEÑO EN FRANCÉS”

¿En qué momento decaes?

-No es tanto que decaigo, pero si hay momentos en que pienso si esto es lo correcto, porque me hace falta mi familia, mis amigos, allá está el amigo que conozco desde pequeño. Lo que digo es que quisiera que esta Francia fuera Venezuela. Me hace falta mi país, aunque se lo que estamos atravesando, me hace falta el calor de mi casa, los “perrocalenteros” que suben a cada rato de precio, aunque siempre me movía de lugar en lugar, siempre terminaba de nuevo en Venezuela.

¿Y extrañarás más a tu hermano con quien además compartiste vientre?

-Me hace falta ese negrito, escucharlo hablar de sus cosas, dice que tengo que ganar para comprarle un Play Station 4. El otro día me salió con que quería era dos Play Station 3, una para la sala y otro para su cuarto, y se los voy a conseguir porque nada es imposible. Yo no tenía como venirme y gracias al concurso de la Alianza Francesa pude viajar, estuve en un Hotel que me pagó el concurso por una semana, pero gracias a Dios conocí a una señora Nicaraguense que me abrió las puertas de su casa y allí estoy todavía, hasta que me establezca y cuando tenga la oportunidad les daré algo para agradecerles.

¿Dónde recargas energías?

-Llamo a mi mamá o a mi mejor amigo y me pongo a hablar cosas que nada tienen que ver con el canto, me pongo a ver películas en Netflix. Yo no soy escritor de canciones pero si llevo algo como un diario y me pongo muy poético, y también debo orar, hablar con el Dios en el que creo, que se que me escucha. Paso días sin orar y me siento como vacío.

¿Hablas con él en francés?

-No. Hablo con Dios español. Todavía no he soñado en francés.

¿Cómo es tu Dios?

-Es el Dios que está ahí, no hay manera de explicarlo, cada quien tiene su manera de sentirlo, mirarlo y estar bien con el. El mío me ama, es una maravilla, el permitió que ahora viera esto después de tantas cosas. Este es un estado laico y cada quien tiene derecho a creer en lo que quiera y yo no podía decir en el show “Gracias a Dios” o “si Dios quiere”, pero siempre hablaba con mi sonrisa y la gente me decía: “¿Tu eres cristiano?, ¿crees en Dios?, eso se siente”. Yo solo cuento mi experiencia, yo no estoy para influenciar a los demás, mi historia es la que habla por Dios.

FUERA ESTREOTIPOS

¿Hubo algún choque en este proceso de adaptación?

-En el show siempre choqué pues no soy como ellos, a veces es difícil, lo que me ha ayudado es que mi motivación era ser como ellos sin ser ellos. Llegue con la actitud de querer vivir como ustedes, no vine con intenciones de que se adaptaran a mí, sino a aprender. Me han aceptado muy bien y no puedo quejarme, los franceses me abrieron sus corazones.

¿En toda esa inmersión en la cultura francesa, que es lo más venezolano que te gusta desplegar?

-Lo más venezolano que tengo es mi carisma y mi sonrisa. Siempre cuento que nosotros pasamos por muchas cosas pero tenemos una mirada hacia la esperanza, buscamos ser felices, somos muy sociables, nos queremos, aprovechamos las colas para hacer amistades. Les muestro esa visión a los franceses y les digo que no somos lo que muchos creen, buscamos lo positivo y no nos merecemos lo que pasa en nuestro país. Yo vine aquí de la nada, vengo de un país en el que casi nada tenemos, estamos sufriendo, pasando necesidad y vengo a cumplir mi sueño, y ahora tengo todo, comida y como me puedo quejar cuando tantos venezolanos quisieran estar aquí, yo sigo adelante y sonrío porque cada venezolano se merece experimentar esto.

¿No me digas que consigues harina de maíz allá?

-Si hay Harina Pan, pero admito que no como arepas

¿No te gustan?

-Las amo, pero toma mucho tiempo cocinarlas, y aquí como es recalentando o comprando un pan, no da tiempo de hacer algo en una hora, es que no entiendo, mi mamá en diez minutos hace una arepa y yo las veo 15 minutos y no están listas, pero las dejo de mirar dos minutos más y se me queman, yo no entiendo eso (Risas)

¿El cliché sobre lo francés que has constatado que no es cierto?

-Ay todos dicen que huelen mal, o que no se bañan, pero eso no es así, huelen bien, están muy pendientes del estilo. Paris es una de las ciudades de la moda y la gente se cuida mucho y yo estoy tratando de hacerlo. Antes que no tenía ni champú ahora trato de adaptarme a cuidarme mucho más.

¿Y el estereotipo en torno a los venezolanos?

-Un cliché, pero no lo hacen por malas intenciones, porque no saben tanto del exterior o de Venezuela, es que creen que la única música que existe es la de Daddy Yankee, eso es en general, creen que nosotros escuchamos solo Despacito. Yo quería cantar música en español en el show y ellos me pedían Despacito y yo les mostraba otras cosas como Laura Guevara, Simón Díaz y Los Mesoneros…

¿Pero igual tuviste que cantar algo de Despacito?

-Ay si tuve que cantarlo (Risas)

¿Y la Tonada de Simón Díaz?

Si lo canté en una entrevista pero no la difundieron porque grabamos muchos. Estoy esperando salga mi primer mini concierto, y ya ahí seré Yadam el que se presente y voy a cantar mi Tonada de Luna Llena y esos temas que me permiten compartir quien soy y de donde vengo.

¿Cuál sería el tema principal de la banda sonora de tu biografía?

-Sería en español y hay una canción perfecta que se llama Brújula de Gaelica, se trata de seguir nuestros sueños y viajar por el mundo y seguir nuestro corazón, esa canción es perfecta, es venezolana y la escucho cuando me pega la nostalgia.

¿Te hace falta una pareja o ya tienes?

-Estoy soltero. Siempre me muevo de lugar y lugar y siento que por tanto cambiarme nunca voy a tener relaciones estables, ni amistades, pensé que eso era malo y una psicóloga me dijo: “tranuilo, que todo llega a su tiempo”. Yo no sé donde estar en un futuro, pero me hace falta la mujer venezolana y el carisma venezolano

MUCHOS GUSTOS

-Veo Netflix, StrangerThings, amo esa serie y hay una que se llama Travelers de gente que viene del futuro para cambiar el pasado y amo las películas como Los Juegos del Hambre, me gusta la ciencia ficción y paso todo el tiempo viendo otros artistas y concursos de canto como el Factor X en Dinamarca, cada vez que lo veo, no capto como yo logré esto aquí– expone, en cuanto a su poco tiempo libre.

¿Dónde me llevarías de paseo en Francia?

-Para empezar, comeríamos un pain au chocolat (pan de chocolate) o croissant, puede ser un café pero yo prefiero un jugo de naranja, pero te llevaría a La Rochelle, la primera ciudad que conocí, donde fui por el concurso de la Alianza Francesa, es un lugar muy bello, lleno de música, estoy esperando sea julio para regresar, París es hermosa, pero mi corazón está en La Rochelle.

Lea también: Shakira y Maluma estrenaron el video de “Trap”

¿Y para donde llevarías a un francés en tu país?

-Le brindaría unas cachapas y unas empanadas de esas que hay en cualquier esquina y de noche, un perro o una hamburguesa y lo llevaría a Maracay, amo mi Ciudad Jardín, amaba caminarla, caminar por las Acacias por el Maracay Plaza, tenemos tanto, y lo mejor son los venezolanos, que se sonríen ante tanta dificultad.

¿En qué piensas cuando cantas?

-Simplemente quiero expresar todo lo que siento, he vivido tanto y la música es una liberación, abro mi corazón, veo que la gente me ve y lloran, pero yo soy feliz y en ese momento me siento transparente. Eso es lo que me satisface, poder conectarme con las personas. No lo hago para volverme famoso y demostrar nada sino para que vean lo que siento, y le agradezco a las personas a través de mi voz.

ALBERTO MARTÍNEZ  | elsiglo

elsiglo, elsiglotv, elsiglocomve

Loading...