Convenio 39 podría estimular regreso de capitales

El arranque del nuevo sistema Dicom, la reapertura del mercado de títulos valores y el lanzamiento de la criptomoneda Petro, constituyen elementos que apuntarían hacia un reordenamiento del mercado financiero que podrían generar la repatriación de capitales, dependiendo de los mecanismos que se establezcan en el Convenio Cambiario número 39.
Imagen referencial

También te puede interesar: Amengual: Lorenzo Mendoza representa el consenso para salvar a Venezuela

Así lo considera el economista, José Gregorio Piña, quien explicó que también son muestras del referido proceso la aprobación de la Ley de Inversiones Extranjeras y otras reformas legales que se adelantan desde la ANC. “Una de las intenciones es repatriar capitales tal y como lo establece la nueva Ley de Inversiones, que no solo es para foráneos sino también para aquellos venezolanos que tienen capitales fuera del país registrados bajo los parámetros de otras naciones”, apuntó.

Esta semana el presidente del Sistema Dicom, Pedro Maldonado, anunció la apertura del mercado de títulos valores para los agentes económicos privados, de tal forma que las empresas que necesiten emitir deuda en divisas puedan recurrir a las casas de bolsa a estructurarla para luego participar en la Bolsa Pública de Valores Bicentenaria (BPVB) y comercializar sus instrumentos financieros a fin de obtener los recursos que requieran para el desarrollo de sus proyectos en general.

Explicó también que el mercado de valores es un mecanismo de capitalización para las empresas y, por otro lado, se realizan colocaciones de títulos que emiten las misma para financiarse que constituyen una vía de crédito. Además, sirve como termómetro para pulsar el desempeño financiero de los sectores económicos en la medida en que se va viendo la valoración de las compañías que cotizan en bolsa. Por ello, considera positivo que se reabra.

Las formas que tienen las empresas de concurrir al mercado de valores son básicamente dos, a través de la emisión de acciones que dan poder de decisión y propiedad sobre la empresa a quienes las adquieren y la compra de títulos que funcionan como préstamo.

Aunque desconoce las razones por las cuales el mercado de títulos valores había sido suspendido entiende que “hay un reordenamiento de los aspectos legales que regulan la materia para permitir el intercambio que viene a complementar el mercado bursátil”.

Señala Piña que podría ocurrir que el Convenio Cambiario permita que se puedan comprar títulos y acciones en monedas distintas al bolívar, aunque también puede vincularse al Petro porque el decreto 3196 lo enfoca como una divisa internacional “hay que ver cómo se desarrolla porque existen múltiples posibilidades”. Por otro lado, señala que también se podría permitir que capitales extranjeros concurran al mercado para comprar acciones y títulos venezolanos que se canalizarían a través del sistema Dicom.

A la expectativa

El reinicio de operaciones del mercado de títulos valores también ha generado expectativa entre las sociedades de corretaje y las casas de bolsas quienes se encuentran a la espera de que se publique el Convenio Cambiario número 39 para conocer en detalle su alcance.

En este sentido, José Ignacio Guarino estima que hay que esperar el instrumento jurídico para que exista mayor claridad, “estimamos que en los próximos días podríamos ser llamados por los organismos gubernamentales s para conversar en torno a la materia”.

Guarino dijo que al establecer que las transacciones se realicen en la BPVB dejando por fuera la Bolsa de Valores de Caracas (BVC), que recordó es una institución que tiene más de siete décadas operando en el mercado local, y una compañía pública porque sus acciones se cotizan en el corro como lo establece la Ley de Mercado de Valores es un error.

“No se puede estructurar un mercado cambiario con base en deuda es ilógico”, asegura al tiempo que señala que existen mecanismo como titular activos chatarra para que puedan cotizarse en bolsa.

Propone transformar la BPVB en una bolsa de mercadería donde se coticen minerales como el oro, diamante y coltán e incluso el cacao u otras riquezas naturales en bolívares a precios internacionales. Sin embargo, alerta que el problema es el control de cambio y que no existe un tipo de cambio único.

No obstante, estima que posiblemente hay compañías en Venezuela que emitiendo estos mecanismos puedan tener beneficios para la repatriación de capitales “hay que evaluar con detenimiento la situación”. Para Guarino la BPVB tiene ciertas carencias entre las cuales señaló el hecho de que no tiene un sistema transaccional con casas de bolsa y sociedades de corretaje.

Fuente: El Universal

Loading...