Mariano Rivera encabeza el grupo de nuevos aspirantes al Salón para el 2019

El panameño Mariano Rivera fue una de las mayores figuras que definieron su generación y no solo por ser el mejor cerrador en la historia. Ningún pelotero fue un mejor embajador del juego.
El cerrador podría ser el primer pelotero en llegar a Cooperstown de forma unánime

Ahora de cara a la boleta para el Salón de la Fama del 2019, debemos comenzar con uno de los mejores integrantes de los Yankees para hablar del grupo -que también incluye al recién fallecido Roy Halladay, Todd Helton y Andy Pettitte- que estará en la boleta por primera vez.

Cada uno tiene buenas posibilidades, en un momento en que los votantes decidieron fijar una cifra récord para los que ingresarán este año. La Asociación de Cronistas de Béisbol (BBWAA) ha enviado a Cooperstown a 16 exjugadores en los últimos cinco años, después de reconocer a apenas nueve en los ocho anteriores.

En 74 votaciones para el Salón de la Fama, 16 elegidos es un récord para cualquier período de cinco años, después de que se anunció que el dominicano Vladimir Guerrero, Chipper Jones, Jim Thome y Trevor Hoffman recibieron más del 75% (317) en 422 boletas.

Esas son buenas noticias, porque hay asuntos por resolverse, comenzando con el boricua Edgar Martínez, quien estará en su 10º y último año en la boleta en el 2019. El extoletero tuvo un gran ascenso esta vez, subiendo del 58.6% al 70.4%. De todas maneras, Martínez terminó a 20 votos de ser inmortalizado, pero está en una buena posición para el 2019.

Ahora enfoquémonos otra vez en Rivera. Para el istmeño, el debate no será si ingresará al Salón de la Fama, sino lo cerca que estará de ser una decisión unánime. El historial de Rivera puede ser uno de los más impresionantes. Consiguió el último out de la Serie Mundial en cuatro ocasiones y tuvo un casi increíble WHIP de 0.759 en 96 presentaciones de postemporada.

Además, Rivera también fue convocado 13 veces al Juego de Estrellas y es el líder de todos los tiempos en rescates (652). En 1,115 partidos de temporada regular, promedió exactamente un corredor embasado por entrada. Existe un claro argumento en el caso de Halladay, cuya muerte a los 40 años de edad en noviembre tras un accidente aeronáutico afligió al mundo del béisbol, a su familia y a sus amigos.

También te puede interesar: Más de 300 atletas participaron en nacional de cross country

En 16 campañas, Halladay ganó dos premios Cy Young y fue convocado a ocho Juegos de Estrellas. Su juego sin hit ni carrera contra los Rojos en la Serie Divisional de la Liga Nacional del 2010 fue una de las presentaciones más dominantes de todos los tiempos.

Halladay también tiró un juego perfecto contra los Marlins en la temporada regular de ese mismo año. Halladay tendría asegurado un puesto en el Salón de la Fama tras un trecho de 11 temporadas (2001 al 2011) en el que tuvo foja de 175-78 con 1.113 de WHIP y 2.98 de efectividad en 319 aperturas.

Helton jugó 17 campañas, todas con los Rockies, participó en cinco Juegos de Estrellas y ganó tres Guantes de Oro. Su porcentaje de embasarse de .414 lo coloca entre los mejores 26 de todos los tiempos y su OPS de .953 ocupa el 19º puesto.

El caso de Helton sufrirá un golpe -como lo fue con su excompañero Larry Walker- por jugar en el Coors Field, un estadio que favorece a los bateadores. Sin embargo, aunque Walker solo jugó el 30% de sus encuentros en Denver, Helton fue parte de los Rockies toda su carrera. En 1.141 compromisos en casa, sus estadísticas son dignas del Salón de la Fama: promedio de .345, porcentaje de embasarse de .441 y OPS de 1.048. En 1.106 juegos en la ruta, Helton bateó .287 con porcentaje de embasarse de .386 y OPS de .855.

Entre otros en la boleta por primera vez en el 2019: el infielder Michael Young, el torpedero dominicano Miguel Tejada, el inicialista/guardabosque Lance Berkman y el lanzador Roy Oswalt El hecho de que son tomados en cuenta es un testimonio de que tuvieron logros que otros solamente pueden soñar. Unos pocos recibirán el mayor honor en el béisbol, pero ese es el propósito.

Cuando Joe Torre quedó corto en su intento al Salón de la Fama como jugador, fue muy honesto: “Es el Salón de la Fama. Se supone que es difícil ingresar”.

De todas maneras, Torre tuvo otro camino y en el 2014, fue elegido por su carrera de 29 años como mánager que incluyó cuatro títulos de Serie Mundial con los Yankees. “Decir que es un gran honor no comienza a describir lo que significa para mí”, expresó Torre.

elsiglo

Loading...