Conoce todo lo que debes saber sobre el dulce de leche

Saber cómo prepararlo, conservarlo, conocer sus propiedades y variedades permite a cualquier amante de este dulce disfrutarlo por completo
Imagen referencial

En todo el mundo el dulce de leche es uno de los elementos gastronómicos predilectos en la cocina para la preparación de alimentos dulces o panes, e incluso para disfrutarle en su estado original. Sin embargo, la afinidad a este alimento es más notable en ciertos países, como Argentina, donde el consumo anual per cápita es el más alto del mundo: 3,5 kilos. Razones más que suficientes para querer conocer más sobre el Dulce de Leche.

¿Cuántos tipos de dulce de leche existen?

El dulce de leche lleva azúcar, leche, bicarbonato de sodio y aromatizante (vainillina). A partir de ahí existen diferentes versiones, los más conocidos son el tradicional y el repostero, este último de consistencia más firme y pastosa.

La clasificación se desdobla en otras dos opciones que no suelen llegar a los consumidores finales: heladero y alfajorero, que, como indican sus nombres, se utilizan para la elaboración de helado y alfajor respectivamente.

Después, por supuesto, existen las divisiones por el tipo de leche con la que se elabora, así hay dulce de leche de cabra, de búfala, de oveja, etc.

¿Es igual al caramel o milk sweet que venden afuera?

Si alguna vez probaste estos inventos sabes que la respuesta es no, una negación con mayúsculas, ya que al paladar son muy diferentes. Claro que las diferencias vienen de mucho antes, se originan en la elaboración, el caramel no tiene leche.

“Básicamente, es glucosa con azúcar. No tiene nada que ver con el dulce de leche”, señala Alejandro Bertin, director de Establecimientos San Ignacio.

¿El manjar chileno es igual?

Sí, de hecho, su invención es carne de disputa entre países como Argentina, Uruguay y Francia.

En la mayoría de los países latinoamericanos (Paraguay, Bolivia, Ecuador, Puerto Rico, etc.) se lo denomina de la misma forma.

¿En la heladera o en la alacena?

Lo ideal es conservarlo a temperatura ambiente para que los sabores se perciban mejor y la textura no se modifique.

“Guardarlo en la heladera prolonga la vida útil, pero, de todas formas, una vez abierto en la alacena puede durar sin problemas un par de semanas”, indica Bertín.

Y si hace mucho calor no importa, a lo sumo “estará un poco más blando”, señala el experto.

Eso sí, bajo ningún punto de vista hay que congelarlo.

Lea también: ¡En menos de 30 minutos! Prepara estas fajitas con hongos portobello

¿Qué otras alternativas tiene el clásico dúo con chocolate?

“Los sabores cítricos suelen asociarse al chocolate, pero lo cierto es que también quedan muy bien con dulce de leche. Vale la pena combinarlo con mandarina, naranja, limón, etc.”, señala Eduardo Zacaría, maestro heladero del equipo argentino que acaba de participar de la Coppa del Mondo della Gelateria.

Fuente: Informe21.com

elsiglo elsiglocomve elsiglotv

 

Loading...