¡Imperdible! Galletas de ricota, chocolate y glaseado de naranja

Las galletas son la mejor forma de consentir el paladar de niños, jóvenes y adultos. Si tienen chocolate, pocos en el mundo las rechazarán. Y si además contienen ricota y naranja, sencillamente, nadie podrá dejar de probarlas.

Se preparan rápidamente, son deliciosas e ideales para comer de merienda o después del almuerzo. La ricota es un queso que se adapta perfectamente a las preparaciones de dulces, y le aseguramos que esta no es la excepción.

Ingredientes

1 taza de queso ricota
2 tazas de harina todo uso
1 1/2 cucharaditas de polvo de hornear
1 cucharada + 1 cucharadita de ralladura de naranja
1/4 de cucharadita de sal
1 taza de azúcar
1 huevo grande
1/2 taza de mantequilla sin sal suavizada
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 taza de gotas o chips de chocolate

Para el glaseado

1 1/4 tazas de azúcar pulverizada
2 1/2 cucharadas de jugo de naranja fresco
1 cucharadita de ralladura de naranja

Preparación

En un bol mediano unir la harina, el polvo de hornear y la sal durante 20 segundos. Reservar.

En el tazón de una batidora eléctrica con el accesorio de paleta, mezclar el azúcar, la mantequilla y la ralladura de naranja (raspar la taza, según sea necesario, durante el proceso). Añadir el huevo, luego la ricota y el extracto de vainilla.

Incorporar la mezcla de harina y combinar bien. Agregar las chispas de chocolate.

Cubrir el tazón y dejar enfriar de una a dos horas hasta que la masa no esté tan pegajosa y sea un poco más fácil trabajar con ella (de ser necesario, se puede congelar un poco).

Precalentar el horno a 180 °C durante los últimos 20 minutos de enfriamiento de la masa. Sacar las porciones usando una cucharada mediana de galletas. Colocarlas sobre papel parafinado en una bandeja para hornear, separadas por una distancia de dos pulgadas. Dejar enfriar la masa restante.

Hornear las galletas de 13 a 14 minutos hasta que estén casi listas.

Dejar enfriar en la bandeja durante varios minutos y luego pasarlas a una rejilla para que se enfríen completamente. Repetir el procedimiento con el resto de la masa.

Para el glaseado, mezclar en un tazón pequeño el azúcar en polvo, el jugo de naranja y la ralladura de naranja.

Colocar sobre las galletas. Dejar el glaseado a temperatura ambiente.

Almacenar en un recipiente hermético.

Fuente: cocinayvino

Loading...