Detroit aún confía en Víctor Martínez

Loading...
Con 39 años sigue siendo una apuesta para la gerencia de los Tigres de Detroit. Víctor Martínez nació en Ciudad Bolívar, el 23 de diciembre de 1978 y es uno de los mejores receptores y bateadores ambidiestros venezolanos que han actuado en la Gran Carpa.
Imagen referencial

Comenzó su carrera siendo firmado por los Indios de Cleveland en 1996 para jugar en las Ligas Menores, después de ganar el título de bateo en 2001 y 2002 en las menores, debutó en las Grandes Ligas el 10 de septiembre de 2002 con Cleveland, en un juego contra los Toronto Blue Jays, donde conectó un hit e impulsó dos carreras.

En 2003 Martínez fue bajado a Triple A, juega con los Bisontes de Buffalo dejando 63 carreras impulsadas y un promedio al bate de .315. Fue seleccionado para participar en el Juego de las Estrellas del Futuro que se llevaría a cabo en U. S. Cellular Field de Chicago. Entre 2001 y 2003, el venezolano dejó un gran promedio al bate de .330, con 40 jonrones y 194 RBI.

También te puede interesar: Omar Vizquel no tuvo un mal primer año en las papeletas

En 2004 comenzó la campaña con los Indios de Cleveland, siendo el receptor estelar. En su primera temporada completó en las Grandes Ligas el ya conocido con V-Mart, hizo un buen trabajo defensivo, dejando un promedio al bate de .283 con 23 cuadrangulares. Estableció uno nuevo para los receptores de Cleveland con 108 RBI. Compartió el bate de plata con Iván Rodríguez y participó en su primer Juego de Estrellas de las Grandes Ligas de Béisbol.

El venezolano ya cuenta con 15 temporadas en el mejor béisbol del mundo coleccionando grandes números, tales como promedio vitalicio de .298, producto de 2.036 hits en 6.830 turnos al bate, ha conectado 237 cuadrangulares y empujado 1.124 carreras, estadísticas muy buenas para un receptor que además batea con las dos manos, estos atributos lo han hecho merecedor de ser seleccionado 5 veces al Juego de las Estrellas y obtener dos bates de plata, afianzándolo como uno de los mejores bateadores ambidiestros de la historia nacidos en nuestro país.

Martínez terminó la temporada del 2017 fuera de acción y estuvo limitado a 435 visitas al plato debido a par de episodios de taquicardia, por los que tuvo que ser hospitalizado antes de ser operado en septiembre. Finalizó con promedio de .255 y OPS (porcentaje de embasarse más Slugging) de .697.

Entre su edad y sus problemas cardiacos, el futuro de Martínez lucía muy incierto cuando terminó la campaña de 2017, pese a que le queda una temporada y US$ 18 millones en su contrato de cuatro años. Aún así después de la operación, la gerencia de Detroit, quien tiene un equipo en reconstrucción, aún considera que el venezolano tiene mucho para dar y espera que los problemas físicos se alejen y logre tener un repunte, para que junto con su compatriota Miguel Cabrera tomen el mando de los Tigres y sorprendan en este 2018.

ÁNGEL MARÍN | elsiglo

Loading...