Ley de atracción ¿qué es y cómo aplicarla?

Loading...
Uno de los principios físicos universales más conocidos cita que “la energía no puede crearse ni destruirse, solo transformarse”. Es por ello que está presente en todo lo que nos rodea y en nosotras mismas. ¿Cómo la puedes canalizar? A través de tus pensamientos, sean conscientes o inconscientes. Sigue leyendo y descubre algunos datos de interés sobre la Ley de atracción.
Imagen referencial

Historiadores, filósofos, poetas románticos y hasta los coaches modernos han escrito sobre esta; incluso es el tema principal de libros, películas y hasta episodios de reality shows… Sin embargo, la literatura indica que se trata de una guía para alcanzar lo que una desea por medio del pensamiento. En consecuencia, para poderla seguir debes mentalizarte y hacer algunos ejercicios que te permitan visualizar tus objetivos y el camino para conseguirlos.

También te puede intresar: Ser bilingüe podría reducir el riesgo de padecer Alzhéimer

Ley de Atracción: Lo que debes saber

Aunque muchos se han encargado de enumerar las contradicciones y “vacíos” en este ley; otros señalan a que es una técnica que combina creencias espirituales, piscología y hasta física cuántica. Ahora bien, existen cuatro pasos para aplicarla.

Tener muy claro lo que se quiere

Esta afirmación requiere, obviamente, un proceso de reflexión y tomar una decisión.

Enfoque

Cada día deberá concentrarse en eso que anhela, pero no de cualquier forma; sino positivamente. Es decir, afirmar que lo puedes lograr.

Imagen

El tercer paso de la Ley de Atracción consiste en actuar como si ya tuvieras lo que quieres. Esto se traduce en sentimientos como gratitud y, también, en dejar a un lado la negatividad. Mantener la mente y corazón abierto. De lo contrario, ni te enterarás de lo que te rodea.

¿Qué hacer?

Si bien todo el sentido de la Ley de Atracción radica en la mente; para que se den resultados hay que idear un plan concreto y ejecutarlo. Con esto nos referimos a que no basta pensarlo, también hay que hacer ciertas cosas.

Después de definir con el mayor número de detalles tu meta, es hora de idear un plan que te lleve a ella, o a esa persona. Contempla si, por ejemplo, debes hacer una inversión, emprender un viaje o cambiar de carrera. Es bueno ser soñadora, pero no olvides que las acciones son igual -o más- importantes. Recuerda, lo que hará la diferencia es si tú lo crees o no.

Fuente: EME

Loading...