Ronaldinho: “La sonrisa del fútbol”

Loading...
Hace pocas semanas Ronaldinho Gaúcho ha decidido poner fin a su carrera deportiva. Así lo comunicó Roberto de Assis Moreira, hermano y representante del jugador, en declaraciones a medios brasileños. Lo que causó un revuelo en el mundo futbolístico ya que se retiraba “La sonrisa del fútbol”.
Su peculiar y muy alegre manera se celebrar los goles

Aquél que no solo será recordado por su muy grande palmarés, sino por la manera de vivir y jugar el fútbol. Que nos enseñó con un balón y una cancha de fútbol cómo debemos vivir la vida: sonriendo. Ronaldinho se despedirá del mundo del fútbol en un partido homenaje.

El último club donde Ronaldinho, de 37 años, jugó como profesional fue el Fluminense, en 2015, y desde entonces ha participado en diversos partidos amistosos y benéficos como los que él mismo organizó a finales del año pasado en las ciudades brasileñas de Belo Horizonte y Sao Paulo. Hace unos meses, el propio Ronaldinho reconocía en una entrevista estar ya “viejo” para el fútbol.

Ronaldo de Assis Moreira, nació en Porto Alegre, Brasil, el 21 de marzo de 1980, pero es conocido deportivamente como Ronaldinho. El Crack brasileño debutó como futbolista profesional en el club Gremio de Porto Alegre, pero desarrolló gran parte de su carrera futbolista en Europa, donde jugó en el París Saint-Germain, F. C. Barcelona y A. C. Milán.

Se dio a conocer principalmente en el club español, equipo en el que permaneció durante cinco temporadas y recibió el reconocimiento mundial por parte de la prensa, jugadores y varios organismos deportivos.

Destaca por su gran técnica, habilidad y calidad a la hora de controlar el balón, por la precisión en sus pases y tiros libres, así como también por sus regates.

En uno de sus últimos logros con la “Canarinha”, el 6 de febrero de 2013 completó 100 partidos con la Selección de fútbol de Brasil, con la que ganó las tres principales competiciones a nivel de selecciones: la Copa Mundial de Fútbol de 2002, la Copa América 1999 y la Copa Confederaciones 2005. Ese mismo año, Ronaldinho se convirtió en el sexto futbolista de la historia en ganar la UEFA Champions League y la Copa Libertadores, tras alcanzar este último, con el Atlético Mineiro.

En 16 de enero de 2018 Ronaldinho anunció su retiro del fútbol profesional de manera oficial a sus 37 años, con lo cual finaliza una dinastía del máximo expositor del llamado Jogo Bonito. No obstante se retira como el único jugador en la historia capaz de obtener Copa del Mundo, Copa de Europa, Copa Libertadores y Balón de Oro.

En su muy nutrido palmarés, brillan un Mundial (2002), una Copa América (1999) y una Champions con el Barcelona (2006). Además, ganó 2 Ligas (2005 y 2006) y 2 Supercopas de España (2005 y 2006), y una Serie A con el Milán (2011).

La sonrisa del fútbol y de la verdeamarela

Logros no faltaron en su maravillosa carrera futbolística

Ronaldinho se acaba de retirar oficialmente del fútbol y lo hace siendo el único hombre en la historia de este maravilloso deporte que ha ganado todo lo que se puede ganar con la selección absoluta (Copa del Mundo, Copa Confederaciones y torneo continental correspondiente -Copa América en su caso), además de haber ganado los dos grandes torneos de clubes del planeta (Copa de Europa con el Barcelona y Copa Libertadores con Atlético Mineiro) y los dos principales trofeos individuales que existen (Balón de Oro y FIFA World Player). Ronaldinho jugó diez partidos en dos Copas Mundiales (2002 y 2006) sumando 9 victorias y 1 derrota.

(Lea tambièn: La Vinotinto Sub-20 femenina por el pase al Mundial)

En ellos anotó 2 goles, dio 4 asistencias, tocó el balón en 627 ocasiones, realizó 16 remates, completó un 75% de los pases que intentó y, al igual que otros grandes campeones mundiales como Maradona, Zidane, Kaká o Totti, fue expulsado (en su caso, contra Inglaterra en 2002). Dicha expulsión le permite compartir un curioso récord con otro gran genio del fútbol, Garrincha: son los dos únicos jugadores en la historia de la Copa del Mundo que han sido expulsados tras marcar gol y dar una asistencia (Garrincha lo hizo contra Chile en 1962).

Y encima ambos ganaron sus respectivos partidos. Pero más allá de números, lo que siempre recordaremos de “Dinho” es su eterna sonrisa. Siempre jugaba para divertirse y para divertirnos.

Es inevitable asegurar que se nos va un grande del fútbol mundial, que quienes tuvieron el placer de verlo jugar, no quedaba de otra que disfrutarlo, como lo hicieron los seguidores del Real Madrid en un “Clásico”, cuando Ronaldinho demostró su magia con el Barcelona, no les quedó de otra que honrar tal demostración del fútbol, así sea uniformado con la casaca de su más acérrimo rival, esto era Ronaldinho.

ÁNGEL MARÍN | elsiglo

elsiglocomve elsiglotv

Loading...