Hoy #23Ene, se cumplen 6 décadas de la caída de Marcos Pérez Jiménez

Hace 60 años, una rebelión cívico-militar se alzó contra el mandato represivo del general Marcos Perez Jiménez, quien había asumido el cargo de Presidente de Facto por la Junta de Gobierno que mandaba en esa época en sustitución de Germán Suárez Flámerich, en 1952.

El general Pérez Jiménez gobernó durante diez años el país, un período caracterizado en lo política por la mano férrea contra la dirigencia política de Acción Democrática y el Partido Comunista de Venezuela (PCV).

Además, en lo económico, Venezuela experimentó el mayor desarrolló de su infraestructura con obras de gran impacto para el desarrollo del país.

No obstante, los últimos días de su mandato se produjeron en medio de una marcada polémica. Ante el rechazo de su reelección como Presidente de la República, en un plescibito celebrado el 15 de diciembre de 1957, el 1 de enero de 1958 un primer alzamiento militar dirigido por el coronel Hugo Trejo, quien contaba con el respaldo de oficiales destacados en Caracas y Maracay, quedó al descubierto; y demostró que el general Pérez Jiménez no contaba con el apoyo de un sector de la fuerza castrense.

La detención de estos funcionarios desató una ola de protestas a la que se sumaron dirigentes políticos, estudiantes de liceos y universitarios que también quedaron presos por manifestar su apoyo a los sublevados y a los políticos que ya permanecían en la cárcel, y otros en el exilio por ser perseguidos del Gobierno.

Este hecho, a juicio del historiador Elías Pino Iturrieta, en una entrevista que concedió a un diario caraqueño, fue el que “fundamentalmente” provocó la caída del régimen perezjimenista, “cuando sectores del Alto Mando se dan cuenta del malestar que provoca la hegemonía de figuras ajenas a la cúpula castrense. Los dos casos más emblemáticos son el ministro del Interior, Laureano Vallenilla Lanz y el jefe de la Seguridad Nacional, Pedro Estrada”.

La olla de presión estalló con una huelga que arrancó el 21 de enero con la no circulación de la prensa que fue atacada por la Seguridad Nacional y la Policía y luego siguió con una paralización general, convocada por la Junta Patriótica integrada por los partidos Acción Democrática (AD), Copei, URD (Unión Republicana Democrática) y el Partido Comunista de Venezuela (PCV) que fue creada bajo la clandestinidad para enfrentar la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Ante la protesta general que desató en el país, convencido de que había perdido el poder sobre Venezuela, la madrugada del 23 de enero, el general Pérez Jiménez acompañado de su esposa, Flor Chalbaud de Pérez, sus tres hijas, su suegra, sus hombres más cercanos Luis Felipe Llovera Páez, Pedro Gutiérrez Alfaro, Antonio Pérez Vivas, Raúl Soulés Baldo y Fortunato Herrera huyó hacia Santo Domingo, República Dominicana; en el monoplano Douglas C-54 Skymaster, conocido como “La Vaca Sagrada” al mando del piloto José Cova Rey, y luego de las amenazas de extradición se exilió en España hasta que murió en el 2001.

Lea también: Niño fantasma apareció en las fotos de una despedida de soltera

En su lugar, tomó el mando el general Wolfang Larrazábal, quien presidió la Junta Cívico-Militar y permitió la legalización de los partidos.

Para el exrector de la Unica y de LUZ, Ángel Lombardi. “Pérez Jiménez era el último dictador en una historia nacional de tres siglos de monarquía absoluta y 200 años de una República gobernada autoritariamente, siempre y en dictaduras sucesivas que se hacían eternas y que cubrían décadas de oprobio y violencia (…)”, recordó.

Fuente: Panorama

elsiglo, elsiglotv, elsiglocomve

Loading...