Homicidas pretendían vender el camión en Colombia

Dos individuos que pretendían huir hacia Colombia llevándose un camión que habían robado en Las Tejerías, con la intención de negociarlo en ese hermano país, además escapar de la justicia venezolana debido a un homicidio cometido en esa misma jurisdicción, fueron aprehendidos por comisiones de la Guardia Nacional Bolivariana, pertenecientes a la Compañía 212, con sede en el estado Táchira.
Camión recuperado en Rubio
Brayan José Oropeza Padrón, privado de libertad

La captura se materializó en la población de Rubio, en una zona conocida como La Danta, municipio Junín, quedando identificados como Brayan José Oropeza Padrón, de 23 años de edad, y Dickson Javier Guerra Useche, de 24 años.

De acuerdo a las fuentes consultadas, los sospechosos, que tripulaban un camión Ford 350 de color blanco, trataron de pasar la alcabala militar y uno de ellos se mostró nervioso, situación que alertó a los guardias nacionales.

Dickson Javier Guerra Useche, preso

Previos interrogatorios, los hombres entraron en contradicciones al no aguantar el cúmulo de preguntas terminando de confesar su participación, informando que el vehículo de carga lo habían robado en Las Tejerías. Hablaron más de la cuenta, señalando que el dueño del vehículo estaba muerto y que su cadáver lo buscaran en Aragua.

En medio de las investigaciones, luego de la denuncia de los familiares de la víctima como persona desaparecida en la delegación Aragua, el 5 de enero en horas de la tarde, transeúntes localizaron un cadáver en el sector Boca de Cagua, vía que conduce a Lomas de Níquel y a pocos metros de la Autopista Regional del Centro.

Para el momento el individuo vestía un jeans, camisa azul y botas de seguridad y entre sus pertenencias no se localizaron los documentos de identificación.

Dos días más tarde, los dolientes identificaron a su ser querido en la Morgue de Caña de Azúcar.

José Francisco Hernández fue asesinado a golpes porque, según los malandros, se “puso popy”

Se trataba de José Francisco Hernández, de 54 años de edad, quien residía en la ciudad de Maracay. Ese día cuando desapareció se trasladaba a la ciudad de Caracas, llevando una encomienda de valores.

A través de los movimientos bancarios, los investigadores del Cicpc “detectaron” que en un negocio situado en Lomas de Níquel, unos desconocidos rasparon la tarjeta de crédito del trabajador de Tealca por un monto de 45 mil bolívares en efectivo.

De allí se profundizaron las pesquisas, y horas más tarde llegó una información a la sede del Eje de Homicidios de Aragua que en el municipio Junín habían recuperado el camión del señor Hernández.

Hace un par de días, los sospechosos fueron trasladados a Caracas, en donde serían presentados ante un tribunal correspondiente, pero el juez de la causa declinó su competencia, enviando el expediente a Aragua.

Los implicados, en sus declaraciones, confesaron su participación en la muerte de José Francisco, a quien le propinaron una golpiza.

Los malvivientes habrían manifestado lo siguiente: “Nosotros matamos a ese tipo porque se puso popy y no quedó otra alternativa que quitarle la vida”.

(Lea también:Allanan guaridas de la banda que mató a la niña y su padre)

Ante su confesión, los señalados fueron presentados en un tribunal de Maracay y en la audiencia de presentación se les privó de libertad por los delitos de homicidio, robo de vehículos y otros delitos.

Ahora permanecerán detenidos por espacio de 30 a 45 días, según lo contempla el Código Orgánico Procesal Penal, mientras se lleve a cabo la audiencia preliminar, y de acuerdo a los elementos de convicción localizados en la escena del crimen es muy probable que esos maleantes pasen muchos años tras las rejas de cualquier cárcel que decida recluirlos el tribunal.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

elsiglocomve elsiglotv

Loading...