Prepara una exquisita receta de brioches o pancitos de mantequilla

Si te encanta el sabor de la mantequilla y te fascina aprender sobre panadería, estos pancitos tipo brioches franceses van a hacer que tu mente explote.

Síguenos con la mejor receta y los mejores consejos para preparar a estos deliciosos pequeños.

En esta oportunidad haremos los brioches sin huevos, ya que hay todo tipo de recetas, esta en especial no los lleva. Recuerda que para hacer panadería debemos tener un poco de paciencia pero con esta preparación podemos sacar los panes el mismo día.

INGREDIENTES PARA PREPARAR LOS BRIOCHES O PANES DE MANTEQUILLA

1 kg de harina
500 ml de leche
100 g de mantequilla
60 g de levadura en pasta o fresca
1 huevo
10 g de sal
170 g de azúcar

RECETA PARA LA ELABORACIÓN DE LOS PANES

En el envase de un ayudante de cocina (o en un envase normal si lo haremos a mano) mezclamos la mitad de la leche, el azúcar, la sal y la mantequilla (tibia). Una vez mezclado por unos 2 a 5 minutos, incorporamos poco a poco la harina y la levadura disuelta con el resto de la leche.

Mezclamos por 5 minutos en el ayudante o amasamos unos 15 minutos a mano hasta que la mezcla quede un poco homogénea y pegajosa (sí, es normal que quede así, no hace falta agregar más harina). Retiramos del envase y la dejamos reposar por una hora.

Una vez esperado el tiempo podemos empezar a poner a prueba la creatividad. Enharinamos un poco la mesa y hacemos bollos pequeños de igual tamaño y los colocamos en una bandeja para horno con papel vegetal, con suficiente espacio entre ellos porque crecen.

Podemos hacer espigas, espirales, bollitos pequeños o grandes, pero siempre cuidamos de que en una misma bandeja los panes tengan las mismas medidas (porque si no es así, unos se harán primero que los otros).

Para los bollos pequeños (digamos de la mitad del puño de la mano) los dejamos reposar en la bandeja una hora, los barnizamos con huevo batido, les hacemos unos pequeños cortes encima y les podemos agregar coco rallado, semillas de sésamo o un poco de azúcar o frutos secos, como prefieras.

Llevamos al horno a 200 C (con calor por ambos lados) y horneamos por unos 10 a 14 minutos. Los retiramos y los dejamos enfriar para poder comerlos.

Fuente: cremaynatta

Loading...